scorecardresearch

PP, Cs y Vox frenan modificar la ley de Violencia de Género

SPC
-

Populares y naranjas apelan al consenso y afirman que ya se trabaja en su revisión y los socialistas critican "la inacción" de la Junta

Votación en el pleno de las Cortes. - Foto: Ical

Los grupos Popular y Ciudadanos, con el apoyo de Vox, frenaron hoy la modificación de la ley contra la Violencia de Género en Castilla y León, presentada por el Grupo Socialista, con los argumentos de que es una propuesta unilateral, rompe el consenso en una materia sensible y la Consejería ya trabaja en la revisión de la norma aprobada hace diez años.

La Junta de Castilla y León, por acuerdo del Consejo de Gobierno, se manifestó en contra de la toma en consideración de la proposición de ley socialista, al entender que no se sustenta en un documento, que requiere un aumento de créditos y que está iniciado el trabajo para su revisión, postulados que esgrimieron Blanca Delia Negrete (Cs) e Inmaculada Ranero (PP) para expresar le voto en contra.

El procurador socialista Luis Ángel Fernández Bayón inició su intervención con un recuerdo a las 1.092 mujeres víctimas de violencia de género y a “Paula y Cristina”, las dos en este año en Castilla y León, y planteó la modificación por su grupo de la norma en “la inacción” de la Junta al no implementar la ley con las medidas del Pacto de Estado.

Fernández Bayón rechazó los argumentos del informe de la Junta para no tomar en consideración su propuesta, como que no se sustente en ningún documento, donde apuntó a que su grupo recoge datos de una macroencuesta de 2019, que señala que una de cada dos mujeres ha sufrido violencia de género en la Comunidad.

Tampoco, compartió que la Junta pida su no aceptación por incidir en más gasto y en que se han iniciado los trabajos para la revisión de la ley autonómica. Igualmente, afeó la falta de conclusiones cinco años después de la comisión de violencia de género creada en las Cortes, tras celebrar 14 reuniones.

Campañas de formación focalizadas en los maltratadores, campañas dirigidas a jóvenes para un uso adecuado de internet y redes sociales, campañas para mujeres mayores y rurales, atención sanitaria a todas las mujeres con independencia de su situación administrativa, realizar estudios sobre mujeres en el mundo rural y mayores de 65 años o un sistema para menores hijos de víctimas de violencia de género son algunas de las medidas recogidas en la proposición de ley.

La procuradora de Podemos-Equo, Laura Domínguez, discutió los argumentos esgrimidos por la Junta para su no toma en consideración como que se aumente los créditos cuando 11 de 14 casas de acogida tienen su presupuesto congelado, el programa de inserción labora se ha reducido entre 2017-2020 un 25 por ciento o la subvención de 200.000 euros contra la trata congelada desde 2015 . “Es una tomadura de pelo”, censuró.

Tampoco, compartió que se esgrima que la Junta prepara una revisión de la norma e interpretó el no a que “quieren tener la patente del tema y parece que el PSOE les ha tomado la delantera” con la proposición no de ley, lo que se respondió con el aplauso de la bancada socialista, que siguió cuando Domínguez denunció el machismo de Francisco Igea y que se jalee por PP y Cs.

Oportunista

Blanca Delia Negrete acusó al Grupo Socialista de presentar una iniciativa unilateral con la que tiran el consenso del Pacto de Estado contra la Violencia de Género y planteó una modificación de la norma desde la inclusión, participación y acuerdo, motivos para el “no” de su grupo. “Les pueden las prisas”, apostilló, que calificó de “fracaso todo lo que se aleje del camino del consenso”.

La popular Inmaculada Ranedo, que inició su intervención con un recuerdo a las mujeres asesinadas por sus parejas en lo que va de año, expresó el compromiso de la Junta en la prevención y fomento de la igualdad, recordó que la Comunidad fue pionera en la lucha contra la violencia de género con su ley de 2010 y subrayó que, tras diez años de la norma, el Ejecutivo se plantea su revisión.

En tal sentido, precisó que se ha creado un grupo de trabajo que ha marcado cinco ejes para la revisión de la ley, que confió en tener cerrados a mediados de junio. “La intención de la Consejería es una modificación exhaustiva y rigurosa”, sostuvo, para indicar que la propuesta socialista no se sustenta en ningún trabajo serio, por lo que estimó que plasma las medidas del Pacto de Estado y no aporta nada.

“Llega en un momento que no logró comprender, cuando se ha iniciado el trabajo de revisión de la ley”, cuestionó la popular, que apeló al consenso y unidad y tildó de “oportunista” la PPL, para indicar que la lucha contra la violencia machista “no es patrimonio de nadie” y expresar el apoyo a todas las mujeres.

Por último, Fernández Bayón afeó que el PP vote en contra de unas medidas que apoyó en otro momento a través de mociones, manifestó que el Pacto de Estado se impulsó y dotó por el PSOE y aseguró que los fondos van a llegar a las entidades locales. “Lo menos que tendrían que hacer hoy es no bloquear la tramitación de esta proposición no de ley”, zanjó en declaraciones a Ical.