La UBU estudia los hábitos saludables en el confinamiento

DB
-

El análisis de dos profesores de la Facultad de Educación pretende conocer las limitaciones actuales del aislamiento social y analizar los beneficios que se pueden derivar en forma de rutinas buenas para la salud

Los profesores de la Facultad de Educación de la Universidad de Burgos Miguel Corbí Santamaría, del área de Didáctica de la Expresión Corporal; y Mario Del Líbano Miralles, del área de Psicología Social, diseñan un estudio que pretende evaluar aquellos hábitos de vida saludable que pueden estar desarrollándose durante el confinamiento provocado por la covid-19.

Este estudio pretende no solo conocer cómo las limitaciones actuales derivadas del confinamiento influyen en la actividad física, en la alimentación, en el consumo y uso de medios audiovisuales, y en la salud mental de las personas, entre otros, sino también analizar los beneficios que se pueden derivar en forma de hábitos saludables.

En concreto, la investigación evalúa si el tiempo que las personas pasan en casa les ha permitido cambiar algunos de sus hábitos, intentando mantener un nivel saludable de actividad física, llevar una dieta más equilibrada, adquirir nuevas competencias, o ser más conscientes de la necesidad de reciclar. Además, en la adquisición de dichos hábitos el estudio tiene en cuenta la influencia de otras variables como la zona en la que viven los participantes, el tamaño de su vivienda, las personas con las que viven, si tienen o no hijos, o los rasgos de su personalidad, entre otros. 

El objetivo principal es, por tanto, tratar de extraer no solo información sobre el efecto negativo del confinamiento, sino conocer también de primera mano la influencia positiva del mismo. Al cuestionario puede accederse a través de este enlace.