El acuerdo con la Policía Local deberá renegociarse

F.L.D.
-

Ayuntamiento y sindicatos se reunirán para aclarar las condiciones de los agentes que se ocupan de la Unidad de la Diversidad o del programa Viogen

El cuerpo ha incrementado su presencia en Las Llanas. - Foto: Christian Castrillo

Hace unos días se celebró en el Ayuntamiento una reunión entre responsables municipales, con el alcalde Daniel de la Rosa a la cabeza, el mayor operativo de la Policía Local y los tres sindicatos que representan a los funcionarios del cuerpo, UGT, CSIF y SPPM. En dicho encuentro se manifestó la necesidad de no escatimar en efectivos en días conflictivos -los fines de semana en las zonas de ocio, principalmente-, algo que se corrigió de manera inmediata con la creación de puntos de control de aforo y la ampliación de patrullas. Pero también se puso encima de la mesa la renegociación del acuerdo alcanzado hace dos años en aras de resolver algunas carencias detectadas tras la asunción de nuevas funciones de los agentes. 

El acuerdo previamente mencionado contemplaba una reducción de la Relación de Puestos de Trabajo de 275 a 265 efectivos. Después de la firma, en el número 1 de la Plaza Mayor han ido adquiriendo una serie de compromisos que han generado más trabajo en la base de la avenida de Cantabria. A destacar, la nueva Unidad de la Diversidad, de la que se han estado encargando dos agentes desde hace poco más de un año, la nueva sección de investigación y reconstrucción de accidentes, que ha empezado a trabajar hace poco, o la vigilancia de mujeres protegidas bajo el sistema Viogen. 

Lo que plantearon los sindicatos al primer edil y a la concejala de Seguridad Ciudadana es simple: la plantilla ya está muy justa para poder dar servicio de calidad a la ciudad y ampliar sus competencias puede descompensarla. Dicho de otra forma, a veces se destapan los pies para cubrir la cabeza. 

Gran parte de lo pactado hace dos años ha quedado obsoleto, puesto que todas estas secciones de reciente creación y las nuevas funciones no están reguladas. Eso es precisamente lo que tienen que volver negociar los sindicatos con el equipo de Gobierno local. Ambas partes se han emplazado a discutirlo en unas semanas. 

En la reunión de hace unos días se lanzaron las primeras ideas para resolver este problema de personal, apuntan fuentes consultadas por este periódico. Eso no quiere decir que sea finalmente lo que se acuerde. Por un lado, teniendo en cuenta que los agentes de la Unidad de Diversidad, que a su vez apoyarán a los encargados del seguimiento de las víctimas de violencia de género, están casi con dedicación exclusiva a este cometido, una opción sería volver a ampliar la RPT y recuperar los efectivos perdidos en el acuerdo. Otra alternativa pasa por ir completando las vacantes que dejará la última promoción a oficial y reorganizar los horarios para definir mejor los nuevos cometidos.