Arraigo rural con la pintura

DB
-

En el II Concurso de Pintura Rural Infantil Grupo Sagredo han participado un centenar de pueblos

Arraigo rural con la pintura - Foto: Jesús J. Matías

Con el fin de que los niños y jóvenes conserven el arraigo a sus pueblos, los de sus padres y sus abuelos, en los que pasan los veranos, el Grupo Sagredo organiza el Concurso de Pintura Rural Infantil, que llega a su II edición, y que pretende fomentar la participación en grupo, el arte y la inspiración relacionada con el medio agrícola y rural, dice Julián Sagredo. Esta iniciativa va dirigido a niñas y niños de entre 3 y 12 años que vuelven a sus pueblos en verano. En su segunda edición han concurriendo el doble pueblos que en la primera cita, casi un centenar, y se han recibido cerca de 2.000 láminas. «Los motivos de los dibujos deben estar relacionados con el mundo rural (la vida en él, su conservación, crecimiento de plantas y cultivos, su aprovechamiento, el arraigo a los pueblos y sus tradiciones, apego a los familiares, etc.)», señala Sagredo, quien se muestra muy satifecho porque «los niños se han juntado en las plazas de los pueblos para dar rienda suelta a su imaginación en una actividad que ha formado parte de fiestas, semanas culturales o parte de una día cualquiera en el pueblo, compatible con coger la bici o pasear por caminos y arroyos».
El jurado, integrado por miembros de Asociación de Pintura ArteToca, Asociación Carta Blanca, el pintor Val Citores y Grupo Sagredo, ha decidido conceder el primer premio en la categoría de 8 a 12 años, a Andrea Martínez, de Santa María del Invierno; el segundo a Jimena Navarro, de Cubillo del Campo, y el tercero a Javier Marín, de Briviesca. En la categoría de 3 a 7 años, el ganador ha sido Ángel Villaquirán, de Santa María del Campo, seguido de Leire Campo, de Villaverde Peñahorada, y Marco Williams, de Briviesca. Hubo un accesit especial a Nicolás Elvira, de Cabezón de la Sierra. Los ganadores recibieron ayer sus premios. Los primeros de cada categoría, un viaje a la Warner Madrid, y los otros, vales canjeables en material escolar.