Más votos nulos que para el alcalde

S.F.L.
-
Miguel Ángel García vuelve a ser elegido alcalde de Padrones de Bureba.

21 vecinos de Padrones votaron de manera inválida como protesta por la retirada de la candidatura de Ciudadanos, que solicitó el PSOE

Las jornadas electorales, sobre todo las municipales, generan un ambiente de nerviosismo e incertidumbre a lo largo y ancho del país. En muchas localidades se originan además anécdotas que difícilmente se olvidarán. Tal es el caso de Padrones de Bureba, donde de los 43 votos totales, 21 fueron nulos, 20 se los llevó el PSOE, que consiguió la Alcaldía, y 1 fue destinado al PP.  Es decir, hubo más personas que votaron indebidamente que las que apoyaron al regidor.
Y no por error, sino de manera consciente. Esto se debe a que la semana pasada, dos días antes de celebrarse las elecciones, la Junta Electoral de Zona de Briviesca acordó admitir la renuncia de la candidatura de Ciudadanos del Ayuntamiento de Padrones. ¿El motivo? El partido naranja, encabezado por Pedro María Saiz, decidió retirarse tras una petición que el PSOE realizó, a través de una nota de prensa, donde solicitaba «una mínima coherencia con los que se predica». El Juzgado de Primera Instancia de Briviesca ha decretado la apertura de un juicio oral tras denunciar el alcalde que Saiz falseó presuntamente su firma y realizó un uso indebido del sello oficial y la tarjeta de identificación fiscal propiedad del Ayuntamiento. 
Un vecino de la localidad afirma que votaron en contra del PSOE con sufragios nulos porque «no lo quieren como alcalde». En el colegio electoral no había papeletas de Cs pero utilizaron las antiguas que habían sido retiradas. En el pueblo se vota por personas no por partido. Está claro que Cs ha tenido mayoría de votos pero no podemos hacer nada, declara el ciudadano.
A pesar de que en Padrones, de las 43 personas que depositaron los sobres en las urnas, casi la mitad lo hizo de forma inválida, Miguel Ángel García repite como alcalde. Sostiene que jornada del pasado domingo discurrió con normalidad en el pueblo y en ninguno de los votos nulos aparecieron insultos hacia su persona. «La gente que decidió apostar por un partido que no podía aspirar a la Alcaldía lo hizo porque se tomó mal que se retirara la candidatura. No es agradable esta situación, pero mientras tenga gente que me apoye lucharé por mi pueblo», afirma García.