Suspenden las consultas en Villarcayo por falta de médicos

A.C.
-

El Centro de Salud solo contó ayer con 2 de sus 6 galenos, que atendieron casos urgentes o ineludibles

Nadie acudió ayer al médico en Villarcayo, salvo quienes tuvieron graves urgencias o asuntos ineludibles. - Foto: Ana Castellanos

En Semana Santa y verano, el Centro de Salud de Villarcayo fue noticia por las graves dificultades existentes para cubrir las guardias de varios festivos. En la mañana de ayer y el pasado viernes, la escasez de médicos se agravó hasta tal punto que el equipo del centro villarcayés decidió cerrar las agendas y con ello suspender literalmente las consultas para atender solo urgencias tanto en el propio centro como en los domicilios, así como casos «que no puedan esperar». De los seis médicos de su plantilla, solo dos estaban operativos, mientras que los otros cuatro estaban de baja (1), de vacaciones (2) y descansando tras una guardia (1). La sala de espera estuvo desierta prácticamente toda la mañana, en la que también se suspendió la atención en los consultorios que por turno les correspondiese en el Valle de Manzanedo, Valdivielso y el municipio de Villarcayo.
El equipo médico considera que no es factible atender posibles urgencias, que siempre surgen, con agendas de hasta 50 pacientes, que quedarían sin la atención adecuada, en caso de tener que salir por avisos domiciliarios. Asimismo, vaticinan que esta situación se va a volver a repetir, salvo que lleguen los refuerzos tantas veces demandados. Si la plantilla vuelve a quedar tan mermada apostarán, de nuevo, por priorizar las urgencias y suspender las consultas. El hecho de que la Gerencia de Atención Primaria lleve años sin poner sustitutos para cubrir las ausencias de los médicos está estrangulando este centro, que atiende a 4.700 personas. El procurador regional socialista, Jesús Puente, aseguró ayer que en el mes de octubre no va a haber nunca más de cuatro médicos pasando consulta, una cantidad que se reducirá a tres durante once días. Asimismo, Puente también destacó que en noviembre «hay seis guardias sin cubrir».
La pasada Semana Santa, la Gerencia de Atención Primaria sopesó concentrar la atención de urgencias de un festivo en Medina de Pomar, pero logró resolver la situación de Villarcayo in extremis con el reparto de la guardia entre tres médicos, haciendo ocho horas cada uno y completando así las 24 del día.

[más información en la edición impresa]