Detenido por denuncia falsa al fingir un intento de robo

DB
-

El detenido denunció que alguien había manipulado la cerradura de la puerta de acceso a su vivienda y trasladó a la compañía de seguros la factura de 629 euros que le cobró el cerrajero. Las investigaciones desvelaron la presunta estafa

La Policía recuerda que simular ser víctima de una infracción penal o faltar a la verdad en su testimonio conlleva una responsabilidad penal.

Durante los primeros días del presente mes, un vecino de Burgos presentó una denuncia ante la Policía Nacional, manifestando que al volver a su domicilio tras haber estado paseando, sin que hubiera transcurrido mucho tiempo, se encontró que no podía abrir la puerta de su casa, al parecer porque alguien la había manipulado durante su ausencia. 

En las manifestaciones del perjudicado los agentes observaron alguna incongruencia, por lo que le citaron nuevamente en dependencias policiales, donde acudió voluntariamente para ser oído en declaración y aclarar las dudas de los investigadores.

El hombre reiteró que los hechos habían sucedido tal y como contó en su primera denuncia, en la misma fecha y hora que había detallado, comentando que para poder acceder a su domicilio contactó con un cerrajero que llevó a cabo la sustitución de la cerradura, quedándose la manipulada. Añadió también que la factura por el cambio y mano de obra ascendía a 629 euros, de lo cual había dado cuenta a su compañía de seguros.

Finalmente el resultado de las gestiones concluía que se trataba presuntamente de una denuncia falsa y que el aviso a la empresa de cerrajería se había producido en una fecha distinta a la aportada. Además, la cerradura la había desmontado el propio denunciante desde dentro del domicilio al tener problemas para abrir la puerta, y eso precisamente había determinado que el mecanismo de apertura quedara bloqueado.

El resultado es que la persona, que hasta el momento parecía víctima de tentativa de robo en su domicilio, pasaba ahora a detenido como presunto autor de una denuncia falsa y estafa a la compañía aseguradora. En este caso el denunciante ratificó su versión hasta en dos ocasiones a pesar de las advertencias por parte de los agentes sobre la responsabilidad de simular ser víctima de una infracción penal o bien faltar a la verdad en su testimonio, lo cual conlleva una responsabilidad penal.

Este tipo de denuncias se presentan con la finalidad de obtener de la compañía aseguradora una indemnización o como justificación a una conducta inapropiada, sin tener en cuenta que con ello se incurre en responsabilidad penal. Se trata también de un comportamiento incívico que ocasiona además un perjuicio a otros ciudadanos que verdaderamente han sido víctimas de un hecho delictivo, generando un mayor tiempo de espera para la presentación de las denuncias y en la dedicación de medios humanos y materiales a investigar delitos que nunca se han cometido.