#PonTuNombreaUnaCepa para salvar variedades de uva en riesgo

ICAL
-

A cambio de la compra de vino, la bodega, ubicada en Aranda de Duero, planta una cepa de una variedad minoritaria y le pone el nombre del comprador

El proyecto #PonTuNombreaUnaCepa pretende salvar variedades de uva en riesgo de extinción. - Foto: territorioluthier.com

La Bodega Territorio Luthier, ubicada en Aranda de Duero, ha puesto en marcha una campaña colaborativa en la que cualquier amante del mundo del vino puede contribuir a salvar una variedad de uva minoritaria. "Si compras nuestro vino ahora, plantaremos una cepa con tu nombre, en el futuro tendrás acceso exclusivo a su vino y salvarás una variedad de uva para siempre", precisaron desde la bodega.

Esta es la propuesta de la bodega en su campaña #pontunombreaunacepa lanzada a través de su página web. Territorio Luthier plantará en nombre de cada comprador una de las 1.800 cepas de su nuevo viñedo experimental de recuperación de variedades minoritarias. De este modo, todos los amantes del mundo del vino que lo deseen podrán formar parte de este proyecto y ayudar a recuperar cuatro variedades de uva con alto riesgo de desaparición y disfrutar en el futuro del vino único que se va a elaborar con ellas.

Actualmente, en el país solo el 5 por ciento del vino que se produce es de variedades minoritarias y muchas de ellas se encuentran en vías de desaparición. En los últimos 50 años se han ido abandonando por su baja productividad, en pro de variedades en muchos casos importadas, y en la actualidad solo se pueden salvar si son usadas para la producción y comercialización de vinos.

La bodega, perteneciente a la Denominación de Origen Ribera del Duero, lleva varios años colaborando con el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl) y la bodega 3 Ases en una investigación sobre estas variedades y el proyecto culmina con la plantación de cuatro variedades (Jeromo, Gajoarroba, Mandón y Puesta en cruz) que se han seleccionado por su alta calidad y buena adaptación al terreno. 

"Tenemos las plantas encargadas y la tierra preparada. Como queremos plantar a pesar de las circunstancias, hemos decidido lanzar esta campaña donde ponemos el nombre de los que nos ayuden en las cepas que plantaremos. Cuando acabe toda esta difícil situación, podrán venir a visitarla, cuidarla y beber en exclusiva la producción de su vid", explicaron los socios de Territorio Luthier, Cristina Alonso y Fernando Ortiz.

"Nos hace mucha ilusión que la gente pueda ser parte de esta forma de Territorio Luthier y que entre todos salvemos variedades de uva muy valiosas", señalaron desde la bodega. La vid es una planta de gran resistencia y que produce más calidad cuando se ubica en suelos pobres. "Por eso simboliza nuestra capacidad de adaptación y de resistencia". "El viñedo con los nombres de todos los que colaboren nos recordará siempre las oportunidades que surgen de las situaciones más difíciles", agregaron.

La bodega entregará a cada colaborador un certificado de su cepa y le mantendrá informado con fotos de la marcha del viñedo. Además, indicaron que se podrán visitar y cuidar las vides y asistir a la fiesta de fin de confinamiento cuando sea posible. Pero lo que auguraron que resultará más atractivo para todos los amantes del mundo del vino que colaboren, es que en unos años podrán disfrutar en exclusiva del vino singular que produzca este viñedo.