Apertura de un nuevo tramo del Santander-Mediterráneo

DB
-
Apertura de un nuevo tramo del Santander-Mediterráneo

Se trata de otros 43,7 kilómetros del camino natural que atraviesan los municipios de Salas de Bureba, Poza de la Sal, Carcedo de Bureba, Merindad de Río Ubierna y Sotragero

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha inaugurado las obras de acondicionamiento del tramo comprendido entre Castellanos de Bureba y Quintanilla de Vivar, para su uso como Vía Verde. Este tramo, de 43,7 kilómetros de longitud, forma parte del Camino Natural Santander-Mediterráneo y atraviesa los términos municipales de Salas de Bureba, Poza de la Sal, Carcedo de Bureba, Merindad de Río Ubierna y Sotragero.
A la inauguración han asistido representantes del Ministerio, el subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente, miembros del Consorcio Vía Verde del Santander-Mediterráneo y alcaldes de los municipios por los que atraviesa este nuevo tramo.
El recorrido inaugurado hoy se une a otros dos tramos del Camino Natural ya en servicio en la provincia de Burgos: uno entre el túnel de La Engaña y Santelices (tramo Cojóbar hasta Cascajares de la Sierra) y Hontoria del Pinar-Límite provincial.
Estos tramos forman parte de un corredor de gran interés que pretende unir Santander con el puerto de Sagunto, en un itinerario de unos 566 kilómetros, conectándose con otros Caminos Naturales ya en servicio, como el del Ebro. Para ello, se utilizan plataformas del antiguo Ferrocarril Central de Aragón (entre Calatayud y Sagunto) y del ferrocarril Santander-Mediterráneo (entre Calatayud y Cidad Dosante), ambos actualmente en desuso.

Los trabajos, que han contado con una inversión de 2.322.391 euros, han consistido en desbroces, recebado del balasto de la antigua vía, capa de firme de zahorra, sellado superficial con arena, limpieza de obras de drenaje, tanto longitudinales como transversales, para evacuar las aguas, acondicionamiento de los antiguos puentes ferroviarios para el tráfico peatonal y estabilización de taludes, todo ello cuidando reducir el impacto ambiental y visual. Además se ha dotado al camino con protecciones y señalización direccional, preventiva e informativa.