Se buscan escaleras para 'salvar' el Curpillos en el Parral

C.M.
-
Imagen de archivo del montaje realizado el año pasado. - Foto: Jesús J. Matías.

El cierre perimetral del parque del Parral obligó el año pasado a la instalación de 8 escaleras para mejorar la seguridad de la celebración de la tradicional festividad del Curpillos. Este año se vuelve a repetir el mismo problema.

El cierre perimetral del parque del Parral obligó el año pasado a la instalación de 8 escaleras para mejorar la seguridad de la celebración de la tradicional festividad del Curpillos. Este año se vuelve a repetir la misma exigencia por parte del área de Protección Civil del Ayuntamiento. El Instituto Municipal de Cultura (IMC) sacó el correspondiente concurso el pasado 28 de mayo por un importe de 18.000 euros pero tan solo se dio tres días a las empresas interesadas para presentar las plicas, pero no se presentó ninguna oferta.
El concejal de Festejos, José Antonio Antón, lamentó la situación planteada e indicó que desde este órgano "se hará todo lo posible" para contratar la instalación de las escaleras que garanticen una correcta evacuación, dado que las 9 puertas de las que dispone el recinto no son suficientes debido a la gran afluencia de personas, lo que obliga a instalar pasos adicionales elevados. 
Su instalación es obligada si no se quiere limitar el aforo del recinto, tal y como se establece en el plan de autoprotección para la celebración de esta emblemática fiesta, pues de lo contrario el acceso estaría limitado a 13.000 personas. Sin embargo, con tan escaso margen de tiempo la situación en complicada, máxime en unas fechas en las que se concentran las actividades y hay mucha demanda. 
Por ello, la Policía Local trabaja ahora a marchas forzadas para que puedan alquilarse unas escaleras homologadas entre empresas con las que se ha trabajado con anterioridad y ‘salvar’ así esta festividad. No es la primera vez que desde este área municipal se tiene que actuar in extremis para lograr  estos elementos estructurales. El año pasado también se produjo una situación similar. Al concurso convocado por el IMC solo concurrió una empresa pero no cumplía los requisitos y, finalmente, con la intermediación del área de Protección Civil y de la Policía Local se logró contratarlas y que en tan solo dos días estuvieran instaladas.
El muro perimetral del Parral tiene una altura de variable de entre 1.80 a 2,25 metros y la carga que deben soportar las escaleras que se instalen deberá ser mayor de 400 kilos por metro cuadrados, dado que ese día el volumen de persona que accede al recinto donde se instalan las peñas es muy elevada. 
También se exige que las escaleras que salven una altura mayor que 55 centímetros tengan pasamanos al menos en uno de los lados, también deberán tener varios tramos y cumplir con todos los requisitos del Código Técnico de la Edificación, de seguridad contra incendios y de accesibilidad.