El Regimiento de Artillería se suma a las labores de control

FERNÁN LABAJO
-

Una treintena de militares de la base de Castrillo del Val se unieron a la Policía Local y Nacional para vigilar el cumplimiento del confinamiento de los ciudadanos

GALERÍA

El Ejército ayuda a controlar la cuarentena

El Ejército sacó ayer a su artillería para combatir el avance del coronavirus. Y no es una frase hecha, sino literal. El mando del Regimiento de Artillería de Campaña (RACA 11), con base en Castrillo del Val, puso a disposición de la ciudadanía a unos 30 efectivos que colaboraron con la Policía Nacional y Local en las labores de vigilancia de la cuarentena, tanto de los ciudadanos que transitan a pie como de los que lo hacen en sus vehículos. El cumplimiento del estado de alarma del tráfico es, precisamente, uno de los principales caballos de batalla desde el sábado, y aunque la mayoría de la sociedad está concienciada, cualquier ayuda es poca a la hora de controlar.

Las patrullas de artilleros se dejaron ver por la capital desde las diez de la mañana hasta las ocho de la tarde, tanto a pie como en los vehículos todoterrenos que desplegaron por las calles. Tras el paso de la Unidad de Emergencia Militar (UME), el Ejército de Tierra apostó por que las Fuerzas Armadas sigan teniendo presencia en la provincia, siempre en coordinación con la Policía Nacional y la Local. La de ayer fue, no obstante, una primera toma de contacto y en función de cómo evolucionen los acontecimientos se verá si sigue siendo necesaria la colaboración de los efectivos del RACA 11 o no.

«Vamos atendiendo lo que la cadena de mando nos ordena. Aún no sabemos lo que nos van a asignar en función de las capacidades que tenemos», señaló el coronel Sánchez Castro, jefe del regimiento. «Hemos estado reconociendo zonas y puntos interesantes del municipio por si nos vuelven a llamar, pero seguimos a la expectativa», añadió.

Las patrullas se dejaron ver durante todo el día tanto a pie como en los todoterreno. Las patrullas se dejaron ver durante todo el día tanto a pie como en los todoterreno. - Foto: Alberto Rodrigo

Así, el objetivo en un principio es prestar apoyo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la gestión de la situación de la cuarentena. Si la pandemia sigue creciendo y es necesaria una mayor presencia militar, no es descartable que Artillería goce de unas competencias más específicas dentro de las labores de vigilancia. El teniente Sola, al mando de algunas de las operaciones que llevaron ayer en Burgos, señaló que «es bueno que la sociedad nos vea y sepa que estamos también poniendo nuestro granito de arena, que queremos ayudar en estos momentos tan complicados».

(Más información, en 40 páginas en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)