Detenido un hombre en Valladolid tras la muerte de su mujer

SPC
-

La investigación policial aún no descarta ninguna hipótesis, ya que la autopsia no halla más lesiones que las de la caída por la ventana y algunos testigos declaran que el varón intentó sujetar a la mujer

La mujer cayó desde la ventana del tercer piso. - Foto: Miriam Chacón (Ical)

Un hombre de 45 años fue detenido en la madrugada de ayer en Valladolid después de que su mujer, de 56, se precipitara por la ventana de la vivienda en la que residían en el barrio de los Pajarillos de la capital vallisoletana, según informaron fuentes de la Delegación del Gobierno de Castilla y León.
A primera hora de la mañana, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, se refirió a este suceso como un crimen machista, aunque posteriormente el subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio Álvarez, informó de que en el parte policial aparece que la detención del hombre se debe a «indicios de violencia de género», pero precisó que, para él, es más correcto indicar que había sido detenido por posible homicidio.
La Policía Nacional, según informaron a Efe fuentes del cuerpo, está investigando los hechos, ocurridos sobre las 2.20 horas de ayer, para determinar las circunstancias de la muerte de la mujer pues no se descarta ninguna hipótesis, ni que se trate de un caso de violencia machista ni de un suicidio.
Los agentes mantienen abierta la posibilidad de que se trate de un crimen ya que algunos vecinos declararon que la pareja tuvo una fuerte discusión, por lo que al acceder a la vivienda el hombre fue detenido por «indicios de violencia machista», según consta en el parte policial.
Sin embargo, los mismos vecinos aseguraron que cuando salieron a sus ventanas encontraron al hombre intentando sujetar a su mujer desde una ventana para evitar que se precipitase al vacío, algo que finalmente se produjo.
Aunque llegaron a colocar en el suelo colchones para intentar amortiguar la caída desde la vivienda que la pareja compartía en un tercer piso de la calle Alcotán, la mujer falleció por el golpe.
Fuentes policiales informaron que el resultado de la autopsia que se practicó ayer mismo al cadáver no aporta ninguna pista concluyente sobre lo sucedido ya que únicamente se encontraron las lesiones provocadas por la fuerte caídadesde un tercer piso.
El subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio Álvarez, informó que en el parte policial figura que la detención del hombre se debió a «indicios de violencia de género», aunque insistió en que, para él, hubiera sido más correcto indicar que fue detenido por un presunto homicidio.
Antecedentes.

Álvarez explicó que, según declaraciones de los vecinos, las peleas y discusiones eran frecuentes entre ellos e informó de que los dos miembros de la pareja tenían antecedentes por agresión a la Policía Local en 2019.
El subdelegado indicó además que la mujer tenía hijos de una relación anterior que no convivían con ellos, y que uno había denunciado al marido de su madre por violencia; esta denuncia, dijo, «se encuentra sobreseída».
Hasta el lugar de los hechos se trasladaron de madrugada agentes de la Policía Nacional y Policía Local, así como una UVI móvil y personal sanitario que nada pudo hacer por salvar la vida de la mujer, según informado fuentes del servicio de emergencias 112.
El ministro Grande-Marlaska, durante una entrevista en una cadena de radio, informó que la mujer no había presentando ninguna denuncia por maltrato, por lo que «no estaba incluida en el sistema VioGEN».
Asimismo, recordó que las fuerzas de seguridad siguen trabajando para defender a las víctimas en la actual situación de estado de alarma y que el 016 «está plenamente activo», si bien apeló a la solidaridad de todos los ciudadanos para denunciar la violencia machista.
Declaración.

La Policía Nacional informó de que el hombre detenido iba a declarar durante la tarde de ayer, aunque no será hasta la mañana de hoy cuando sea puesto a disposición judicial. En ese momento será cuándo el juez decida si ingresa en prisión o queda en libertad, con o sin cargos.
Los investigadores policiales aún analizaban las pruebas para determinar si la mujer se lanzó por voluntad propia o su caída pudo ser provocada.