scorecardresearch

El penal de Valdenoceda, preso del olvido

P.C.P.
-

Molino harinero, fábrica de seda artificial, cárcel franquista, gallinero, granja de perdices, casa de veraneo y central hidroeléctrica. Las 7 vidas de un complejo abandonado que entra en la Lista Roja de Hispania Nostra

El penal de Valdenoceda, preso del olvido - Foto: Patricia González

Fuente de luz y tumba de oscuridad, se levantó sobre el agua y al agua puede regresar si no se actúa de inmediato. «Cualquier nevada echa la cubierta abajo», explica uno de los pocos vecinos que transita por los terrenos en los que termina Valdenoceda. Los pescadores que frecuentan esta productiva zona delEbro se conocen bien el camino para rodear el perímetro vallado y penetrar en las tripas de un edificio con tres siglos, 7 vidas y muchas más muertes.

Quedará para los restos como el Penal de Valdenoceda, una de las cárceles más duras de la época franquista, en la que los vecinos de este Valle al pie de la CL-629 tenían una pequeña posibilidad de sobrevivir superior al resto porque sus familiares podía acudir a llevarles algo de alimento más a menudo que aquellos que debían venir de Andalucía, Galicia, Extremadura.... A todos era la humedad lo que les devoraba, y un frío atroz, porque en los meses de inviernos el sol ni roza algunas de las zonas de este complejo, de propiedad privada, que acaba de entrar en la Lista Roja de Hispania Nostra por el pésimo estado de conservación debido a la falta de mantenimiento.

Solo en la planta baja quedan los barrotes que entre 1938 y 1945 marcaron el destino de casi 6.000 presos de la dictadura franquista. En el interior, por contra, nada evoca el episodio más negro del inmueble y sí alguna de sus otras vidas, mucho más productivas.

(Más información y amplio reportaje gráfico, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)