La Fábrica de la Moneda para el proceso tras la filtración

J.D.M.
-

El objetivo es que no corran los plazos de la siguiente prueba de selección para cubrir diez plazas de auxiliar de producción en la planta de Burgos a la espera de que se decida si se suspende de manera definitiva

Interior de las instalaciones de la Fábrica de la Moneda en Burgos. - Foto: Luis López Araico

La Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT) ha decidido suspender temporalmente el proceso de selección para cubrir diez plazas de auxiliar de producción después de conocerse que un delegado de CCOO había filtrado la primera prueba a su novia. 
El acuerdo fue adoptado de manera "unánime" por el tribunal calificador con el objetivo de que no corran los plazos de la siguiente prueba hasta que se tome una decisión definitiva sobre si se continúa con el proceso o se anula definitivamente. 
La Fábrica de la Moneda informó el jueves de esta decisión del tribunal a través su página web y en los tablones de anuncios al tiempo que anunciaba que se informaría por esta misma vía de "cualquier otra circunstancia que se pudiera producir".
El director de la factoría burgalesa, Antonio Olmos, aseguró que el Departamento Jurídico está valorando todas las opciones ante la repercusión que ha tenido la filtración y está haciendo consultas a diferentes organismos y estamentos. "El proceso de selección queda suspendido para que no sigan corriendo los plazos y se pueda retomar la parte que corresponda en su momento, pero no se va a tomar una decisión hasta dentro de unos días. Las personas que se han presentado no están esperando esto, sino que les digan si se va a repetir o no el examen, pero el Departamento Jurídico no se ha pronunciado pero esperamos que lo hagan después de las vacaciones". 
Respecto al trabajador que filtró el examen, no se ha tomado una decisión porque "todo va en el mismo bloque", según indicó Olmos.
Cabe recordar que las alarmas saltaron después de que se conociera que un delegado sindical de CCOO filtró a su novia la primera de las pruebas de la convocatoria del proceso de selección de diez auxiliares de producción. El representante de los trabajadores formaba parte del tribunal examinador y su pareja logró una calificación de 9,5 puntos. Ello hizo levantar las sospechas, al ser la única que superó el 9. La siguiente mejor nota fue un 8,7 y también hubo varios 8,1. El sindicato le expulsó inmediatamente. 
En las pruebas se inscribieron 800 personas pero se presentaron 530. Algunas de las personas que participaron en las mismas advirtieron de que esta no sería la única filtración que se habría producido, según manifestaron a DB. La primera prueba era eliminatoria y faltaba una segunda de méritos.