scorecardresearch

El muro de la discordia en Villalbilla

I.P.
-

Los dos ediles independientes denuncian las «mentiras» del alcalde del municipio respecto al pago de la obra de una pared particular que derribó el Ayuntamiento y tuvo que reconstruir por orden judicial

Aspecto del muro reconstruido y a su lado el cartel informativo, del que se borraron las cifras sobre su financiación. - Foto: Alberto Rodrigo

Un muro de propiedad privada, pero que delimita una vía pública, en la calle Ronda de Oriente ha provocado el enfrentamiento del equipo de Gobierno de Villalbilla de Burgos y los dos concejales de ALI,  la Agrupación Local Independiente, que hasta presentaron hace un mes -el 25 de febrero- una moción solicitando la dimisión del alcalde, acusándole de mentir y de ampararse en un cartel publicitario para justificar unas obras que a todas luces han supuesto para las arcas municipales un gasto innecesario de unos 57.000 euros, explican los independientes, que perdieron la moción por 6 votos a favor -PP y PSOE- y tres en contra, ya que el concejal de Ciudadanos apoyó su propuesta.

La historia viene de lejos, concretamente del año 2017, cuando el Ayuntamiento acabó ejecutando el derribo de un muro que estaba en muy mal estado, amenazaba ruina y suponía un peligro para los viandantes y los vehículos, al no haber llegado a un acuerdo con los dueños en los expedientes de derribo abiertos. 

A finales de 2017 comienza a derribarse la pared y los propietarios  recurren ante el Contencioso Administrativo, proceso que pierde el Ayuntamiento con informe de perito judicial, resultando condenado a reponer el muro existente, con un coste de 30.000 euros.

A partir de ese momento es cuando comienza a ‘liarse la madeja’, puesto que el Ayuntamiento  ejecuta la obra de reconstrucción, que al final supera los 30.000 euros, ya en el verano de 2020, y en el pueblo los vecinos se preguntan por el tema y por cuánto le saldrá la ‘broma’ al municipio, según los concejales independientes. Para despejar dudas, el Ayuntamiento instaló a finales de 2020 un panel informativo, en el que se explicaba que el Consistorio había pagado 30.000 euros por la reposición del muro y la propiedad los 15.436 euros que costaba la obra a mayores. 

Los concejales de ALI aseguran que esta información es falsa, y que los dueños no han pagado ni un duro, ni tampoco el coste del derribo. «Se hace creer a los vecinos que de mutuo acuerdo una parte ha pagado lo que decía la sentencia judicial y la otra el resto», argumentan contrariados por las tretas del equipo de Gobierno, y recuerdan, igualmente, que el Juzgado declaró nula de pleno derecho la reclamación  que el Ayuntamiento había hecho a los propietarios por la cantidad de los 15.436 euros. 

Los dos concejales de la oposición entienden que la información del panel no solo es errónea, sino falsa, ya que el Ayuntamiento tiene que correr con todo el coste de la ejecución que asciende a 45.436 euros, más otros 11.000 euros del derribo y el estudio.

Finalmente, el alcalde retiró del cartel la información sobre la financiación de la obra, pero aquellos muestran su malestar en todo  caso, por la estrategia informativa del regidor, «cuando es falsa», y con la que trataron de engañar a los vecinos, dicen. «El gasto ya está hecho, pero al menos que no se intente engañar», reiteran desde la ALI, que pide al alcalde que se retire ese cartel ya, al tiempo que explica que nunca el Ayuntamiento ha puesto paneles informativos para informar sobre las obras que se ejecutan. La plataforma ALI sí estaba de acuerdo con el expediente de derribo, pero no con la tramitación posterior del tema, añaden. 

El alcalde se defiende. El alcalde, por su parte, reconoce que en el cartel informativo se explicó quién corría con los costes, dando por hecho que los propietarios pagarían el sobrecoste, pero no solo no lo pagaron sino que recurrieron también. 

Teódulo Revilla añade que en cuanto se tuvo la sentencia que decía que todo tenía que pagarlo el Ayuntamiento, se retiró del panel esa información sobre la financiación, El regidor de Villalbilla acusa a los concejales de la ALI de aprovechar este tema para atacarle «porque no pueden hacerlo con ningún otro tema de la gestión municipal».