Francia analiza cómo y cuándo rehabilitar Notre Dame

Europa Press
-
Francia analiza cómo y cuándo rehabilitar Notre Dame - Foto: CHRISTOPHE PETIT TESSON

El embajador encargado de la movilización internacional ve clave el apoyo del sector privado y anuncia una próxima gira internacional de recaudación

El incendio iniciado el 15 de abril en la catedral parisina de Notre Dame generó una emoción compartida por la aparente fragilidad de un símbolo que trasciende fronteras. Dos meses después, Francia aún tiene pendiente la investigación que está llamada a esclarecer las causas de la tragedia y la ratificación de una ley que permita gestionar una reconstrucción a la que el Gobierno por ahora no se atreve a poner cifras. 

A día de hoy se desconocen las "necesidades reales" en términos de financiación, a la espera de saber cuál es la magnitud exacta de los destrozos. Un primer análisis permitió al menos descartar daños en tesoros patrimoniales como el rosetón, el principal altar, el órgano y varias estatuas, pero las amenazas persisten, como ha apuntado Stanislas De Laboulaye, embajador encargado de la movilización internacional para Notre Dame. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, elabora un "ambicioso" plan para reconstruir la catedral en cinco años, pero De Laboulaye ha apuntado que la mera retirada del amasijo al que ha quedado reducido el andamio construido para las obras -de unas 250 toneladas- va a durar cuatro meses. Otra tarea pendiente es la de la descontaminación de la zona, afectada por el plomo consumido durante el incendio. "Hay que descontaminar la catedral y todo el barrio", ha aseverado De Laboulaye, que ha reconocido que por ahora no hay un plan confirmado sobre la mesa para recuperar los oficios religiosos, aunque sea en las inmediaciones. 


Donaciones que no llegan

Hace un par de años, los expertos estimaban que serían necesarios unos 150 millones de euros para rehabilitar la catedral, pero ahora las autoridades no han puesto cifras a lo que puede costar recuperarla.
El Gobierno ha planteado una ley para articular estas tareas que espera tener promulgada a mediados de julio y que plantea excepciones a la actual regulación en materia de medio ambiente y licitaciones públicas, así como cambios de índole fiscal. Las donaciones inferiores a 1.000 euros podrán beneficiarse de una exención del 75 por ciento -y no del 66 por ciento actual- y no se computarán en caso de que, sumadas a otras ayudas, se supere el umbral máximo establecido para tener derecho a deducciones. 
De los 650 millones prometidos por particulares y empresas, las cuatro organizaciones que tienen el beneplácito del Gobierno para gestionar las donaciones han recibido únicamente 80 millones, menos del 10 por ciento del total, según un análisis publicado esta semana por Franceinfo.
De Laboulaye ha asumido que el sector privado será clave para recuperar un templo con el que muchos tienen una "relación personal", si bien se realizará una gira europea en busca de posibles benefactores. "Todo el mundo está de acuerdo en que si no recurrimos al sector privado no podremos mantener el patrimonio", ha advertido, a pesar de reconocer que puede suponer un "choque cultural" para una sociedad que no está tan acostumbrada al mecenazgo, como pueda ser la estadounidense. 
El Estado galo es, conforme a la Ley de Separación de 1905, el dueño de Notre Dame y del resto de templos cristianos, pese a que su "uso absoluto" pueda estar cedido a la Iglesia. Aun así, el embajador ha asegurado que "obviamente la Iglesia estará asociada a cada etapa de reconstrucción" y ha dicho que se buscan alternativas para los 60 trabajadores dependientes directamente de la catedral parisina.