Otro pago por vía judicial por ocupar una parcela en Aranda

I.M.L.
-
Otro pago por vía judicial por ocupar una parcela en Aranda

El Ayuntamiento tendrá que pagar 76.742 euros por ocupar otra parcela. Una sentencia del TSJCyL fija este justiprecio por 800 metros cuadrados ubicados entre la calle Pizarro y el río Arandilla, de los que 225 se usaron para urbanizar una calle

Todavía no es firme la sentencia, ya que contra ella se puede interponer recurso de casación ante la misma sala, pero el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) ha emitido un fallo por el que fija que el Ayuntamiento de Aranda tendrá que abonar 76.742 euros a los propietarios de una parcela ubicada entre la calle Pizarro y el río Arandilla. Una situación, la del pago de sentencias judiciales por la ocupación ilegal y sin expropiación previa de terrenos privados por parte de la administración local, que no es nueva para las arcas municipales y por lo que el equipo de gobierno ya se está preparando para reservar estos fondos. De hecho, en previsión de que termine el proceso judicial en la Sala de lo Contencioso del TSJCyL, el propio PP ha propuesto en una enmienda a su borrador de presupuestos que ahora está en trámite de negociación para su votación en pleno, para que se incluya en la partida de inversiones de Urbanismo una cuantía igual al justiprecio fijado por la parcela en cuestión para tener la posibilidad de hacer frente al pago de esta ocupación irregular.
Los hechos se remontan, al parecer, al año 2004, cuando los titulares del suelo plantearon al Ayuntamiento que o bien se les dejara utilizarla, al ser suelo urbano, o que se les expropiara al pertenecer a los sistemas generales según el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) aprobado en el año 2000. Los titulares del suelo, comprendido entre la calle Pizarro y el río Arandilla, exigían el pago como bienes afectados de 224 metros cuadrados de suelo urbano destinados a viario y otros 576 de suelo urbano destinado a espacio libre de uso público, que según la valoración de su arquitecto se elevaba a algo más de 350.000 euros, a los que habría que sumar los intereses de demora.
Los propietarios solicitaron en abril de 2014 al Ayuntamiento el inicio del correspondiente expediente de justiprecio pero una vez transcurrido el plazo de medio año fijado para tramitarlo y concluirlo sin haberse dado ningún paso, tras reiterar la petición al Consistorio, presentaron escrito en la Junta de Castilla y León, dirigido a la Comisión Territorial de Valoración (CTV) instando a que dicho organismo determinara el justiprecio, previa solicitud ante el Ayuntamiento del expediente municipal.
La cifra que asignaba la CTV para este justiprecio se quedaba en 13.000 euros, por lo que los propietarios iniciaron la vía judicial demandando tanto al Ayuntamiento de Aranda por no expropiar los terrenos en su día como a la Junta de Castilla y León, como administración de la que depende la CTV. Tras los distintos pasos judiciales, es ahora el TSJCyL el que ha fijado el último precio que el Ayuntamiento de Aranda tendría que pagar a los propietarios, los algo menos de 77.000 euros, cantidad en la que se han deducido tanto los gastos de urbanización como los intereses desde la fecha de ocupación, que se estima que fue en 1986, que fue cuando se construyó el vial en una parte de la parcela.
Los propietarios tendrán que esperar a que la resolución judicial sea definitiva y no acepte más recursos para poder cobrar por unos terrenos que el Ayuntamiento de Aranda ocupó sin mediar expediente de expropiación hace más de tres décadas, después de haber pasado casi cinco años desde que reclamaron al Consistorio lo que, por ley, les correspondía.