El nuevo quiosco de la ermita tendrá terraza cerrada y aseos

I.M.L.
-
El nuevo quiosco de la ermita tendrá terraza cerrada y aseos

Las obras de levantamiento del firme de la explanada frente al santuario han empezado y ayer se derribaba el antiguo quiosco, contando con 100.000 euros para la construcción del nuevo

El proyecto de reforma de la explanada frente a la ermita de la Virgen de las Viñas incluye la colocación de un nuevo quiosco que permitirá su uso durante todo el año. Así lo contempla el proyecto que ya ha empezado a materializarse esta semana, con el levantamiento de todas las losetas y el firme delantero, respetando la fuente, y el derribo de antiguo quiosco que, además de pequeño, estaba en muy mal estado y llevaba dos años sin despertar el interés de los posibles adjudicatarios para su gestión. Este proyecto se lleva casi una tercera parte del presupuesto total, ya que se han adjudicado las obras por una cantidad que supera los 300.000 euros y la estructura de forja y el interior del quiosco se había calculado en torno a los 100.000 euros.
Según los planos que están incluidos en el proyecto, esta nueva estructura, que sería de estilo de forja y cristaleras, cuenta con una superficie total de 80 metros cuadrados, que se distribuyen entre los aseos para el público, incluido uno adaptado para personas con movilidad reducida, un almacén, que también hará las veces de vestuario y botiquín, la zona de barra y una tercera parte destinada al público, que se podrá cerrar durante los meses más fríos para que se pueda utilizar durante todo el año. En cuanto a la estética, el quiosco recuerda a la arquitectura modernista y será similar a los que se pueden ver en otras ciudades españolas, como el que se encuentra frente a la fuente de los Leones en Granada.
Con los trabajos previos ya iniciados, se ha constatado que el solado bajo las losetas era deficiente. «Nos hemos encontrado que debajo de la baldosa no estaba compactado el terreno, solo estaba la tierra, así que habrá que meter zahorra», apunta el edil de Obras del Ayuntamiento arandino, Alfonso Sanz. Junto a esto, se ha constatado que algunos de los plataneros que dan sombra a este espacio abierto frente a la ermita de la patrona arandina no cuentan con unas raíces lo suficientemente profundas. «Hay árboles que tienen unas raíces superficiales, que están prácticamente bajo las baldosas, por lo que habrá que estudiar cuáles hay que quitar, siguiendo lo que digan los informes técnicos, porque corran peligro de poder caerse al no estar bien sujetos, y luego los sustituiremos por otros», asegura el concejal responsable de estos trabajos.
Las labores en esta explanada no deberían alargarse más de cuatro meses, por lo que el nueva imagen de esta explanada podría estrenarse esta primavera.