El belén del Ejército crece hasta las 95 escenas y las 1.600 figuras

A. Pérez / Burgos
-
El arzobispo de Burgos, Fidel Herráez, fue el encargado de bendecir el belén. A la inauguración acudieron numerosas autoridades de la provincia. - Foto: Valdivielso

El Misterio del Regimiento de Transmisiones 22, con 7 escenas nuevas y más de 400 metros cuadrados, cumple 23 años y se ubica, como en años anteriores, en la sala Valentín Palencia y en la mitad del claustro bajo de la catedral

El Regimiento de Transmisiones 22 del Ejército de Tierra ha vuelto a sorprender, un año más, con su monumental belén. El claustro bajo de la catedral de Burgos acoge de nuevo el resultado de un gran esfuerzo que culmina en uno de los Misterios de interior más grandes del mundo. Cerca de 1.600 figuras conforman esta representación, 50 de ellas están dotadas de movimiento y entre todas conformas 95 escenas diferentes, siete más que el año pasado, repartidas en una superficie que ronda los 400 metros cuadrados.
Se trata de la edición 23 edición de este nacimiento que permanecerá abierto hasta el día 6 de enero. Como novedad, hay material cedido por el acuartelamiento Capitán Mayoral de Burgos procedente de su belén, que lleva años sin instalarse, «estas piezas se han intentado integrar en nuestro nacimiento, como las maquetas de Covarrubias y Oña, que se encuentran en la parte final del belén», explica el coordinador del nacimiento, el subteniente del Regimiento, Enrique Rodríguez Menayo. Otras de las novedades que se pueden apreciar este año son un nuevo templo de Jerusalén a escala o la puerta de Istar, una de las ocho puertas monumentales de la muralla interior de Babilonia. Para el subteniente Menayo, la escena más destacada es la ocurrida en Babilonia, ya que «se ha hecho especialmente para este belén, con la decoración de los caballos y guerreros. La mayoría de las escenas son únicas y solo se aprecian aquí», explica el coordinador, quien aprovechó para anunciar que este será su último año realizando esta labor, ya que en 2016 pasará a la reserva.

Belén solidario

Además de los 16 camiones militares que han sido necesarios para su traslado, en su montaje han intervenido más de 30 personas. La vocación es, como desde 1996, solidaria. Hasta la actualidad se han repartido más de 195.000 euros entre 34 asociaciones de carácter benéfico, ONGs y las obras de restauración de la catedral.
La entrada de los niños es gratuita pero los adultos tienen que pagar un euro que es lo que se destinará a fines benéficos. Una parte de la recaudación se empleará en los trabajos de restauración de la catedral, otra será para el Proyecto Brecha que realiza la Asociación Síndrome de Down en Burgos y, por último, otra cantidad de dinero se donará a la ONG Carumanda-Desde lejos, que espera poder construir tres aulas en India.
A lo largo de los 22 años de trayectoria que avalan a este belén, más de 346.000 personas lo han visitado. Este año, el subteniente Menayo espera poder recibir a más de 28.000 visitantes.
El arzobispo de Burgos, Fidel Herráez, fue el encargado de bendecir el monumental belén de los militares, con sus 6.200 metros de cable eléctrico, 153 focos y 16.000 vatios de potencia eléctrica.

Se espera que más de 28.000 personas visiten el belén a lo largo de la Navidad. Valdivielso
Se espera que más de 28.000 personas visiten el belén a lo largo de la Navidad. - Foto: Valdivielso