El Banco de Alimentos cierra un año «excepcional»

DB / Burgos
-
Dos voluntarios ordenan los productos donados. - Foto: Jesús J. Matías

Se ha acercado a los 2,4 millones de kilos recogidos y ha ayudado a 9.960 personas a través de 136 entidades sociales

De «excepcional» califica el año 2014 para el Banco de Alimentos su presidente, José Luis Herrero, quien declaró «que se han batido todos los récords» acercándose a los 2,4 millones de kilos recogidos. Esta entidad sin ánimo de lucro ayudó el año pasado a 9.950 personas a través de 135 entidades sociales ya que nunca entrega alimentos de forma personal. Herrero destacó como puntales de este éxito, además de la ‘gran recogida’ que se produjo a finales de noviembre, la colaboración desinteresada de numerosas entidades financieras, empresas, fábricas y diferentes colectivos sociales que organizan sus campañas particulares con el Banco de Alimentos como destino de los productos que son capaces de recoger.
El año pasado creció el número de donaciones pero también el de usuarios debido a una crisis económica que no acaba de remontar «aunque el crecimiento fue algo menor que en años anteriores», precisó el presidente del Banco. Para el que ahora empieza, Herrero desea que la labor se incremente y, aunque considera que el objetivo es «difícil y muy ambicioso», pretende que se llegue a los 200 kilos por persona necesitada, que es lo que los estándares internacionales consideran como un consumo adecuado. El Banco de Alimentos de Burgos está actualmente en 140.

GRACIAS A CAMPOFRÍO

Tuvo un recuerdo especial el presidente para la empresa Campofrío, una de las pioneras en la colaboración con el Banco de Alimentos.
Desde la organización benéfica se lamenta profundamente el incendio sufrido en la fábrica de Burgos y se quiso destacar que a los pocos días de la catástrofe siguió recibiendo alimentos de la firma procedentes de otros centros de distribución: «Solo tenemos palabras de agradecimiento para la colaboración que siempre ha mantenido Campofrío con nosotros y sí que es cierto que vamos a notar este cese de la actividad en la ciudad hasta que se levante la nueva planta», concluyó.