Parón a las emisiones de sellos

ANDRÉS GALARÓN
-

Ahora hay tiempo para clasificar y ordenar nuestros últimos objetos postales, aquellos que nos dan el testimonio de una sociedad en un tiempo determinado y que alimentan el coleccionismo

Parón a las emisiones de sellos - Foto: OutlinePDF Advance 5.01

Estos días en los que un virus (SARS-CoV-2) está cambiando nuestra vida, los hábitos, las costumbres e incluso las tradiciones, nuestra afición también se ha visto resentida en muchos de sus aspectos. Primero, el aplazamiento por ahora de importantes citas con las exposiciones mundiales y alguna ya pospuesta a 2021. Las tertulias y encuentros así como los mercadillos se suprimieron y ahora llega la suspensión de la circulación de sellos y la alteración del calendario emisor del ejercicio.

Esta medida ha sido consensuada con Fesofi (Federación Española de Sociedades Filatélicas), ANFIL (Asociación Nacional de Empresarios de Filatelia y Numismática), así como con la CFE (Comisión Filatélica del Estado), para garantizar siempre la justa comercialización en toda la red postal, para evitar posibles especulaciones y distorsiones en el mercado del coleccionismo filatélico.

Correos confirma que tiene asegurados sellos para franqueo en toda la red postal. No obstante, no puede asegurar la circulación y venta de los sellos programados con emisión a partir del 30 de marzo en toda la red postal. Es por ello que las emisiones a partir de 30 de marzo incluido, se verán aplazadas, y se pondrán en circulación los sellos del mes de abril el día 14 de mayo y por su parte los sellos del mes de mayo se emitirán todos el día 29.

El calendario de emisiones previsto para 2020, como la puesta en circulación de sellos, se van a ver modificados y se readaptarán cuando la situación nacional por la crisis sanitaria se normalice. Estas oportunas decisiones han sido tomadas para garantizar, como se venía haciendo, la venta y comercialización correcta de sellos.

Ahora hay tiempo para clasificar y ordenar nuestros últimos objetos postales, aquellos que nos dan el testimonio de una sociedad en un tiempo determinado y que alimentan el coleccionismo. Ya no son solo un dibujo bonito, sino que necesita trascender el propio papel con el mensaje del que son portadores.

Pronto este mal sueño quedará recogido en la posta española y servirá de imperecedero recuerdo. Así es la filatelia en sintonía siempre con la época que nos toque vivir.