La ampliación de la depuradora se ejecutará en 36 meses

Ó.C
-

Acuaes trabaja ya en la redacción del proyecto tras la autorización del Consejo de Ministros, un paso fundamental para avanzar en el procedimiento

La ampliación de la depuradora se ejecutará en 36 meses - Foto: ENRIQUE.TRUCHUELO

Es la obra más cuantiosa que se espera en Miranda. La ampliación de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) supondrá un inversión de 16,5 millones de euros, con los que se solucionarán varios problemas ambientales que afectan directamente a las aguas del Ebro. La sociedad mercantil estatal Aguas de las Cuencas de España (Acuaes) trabaja actualmente en la redacción del proyecto, en el que se refleja que la mejora tendrá "un plazo de ejecución de 36 meses", como informan fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Burgos, por lo que en el mejor de los escenarios la puesta en marcha estará lista en 2023.

De esta manera ya se ha despejado una de las incógnitas pendientes en la actuación, que también ha salvado otro paso imprescindible para que la obra termine en realidad. Se trata de un requisito que se cumplió en el último Consejo de Ministros, en el que se autorizó la modificación del Convenio de Gestión Directa de la construcción y explotación de obras hidráulicas entre el Ministerio de Transición Ecológica y Acuaes. Con este cambio se desbloquearon en todo el país actuaciones por un valor de más de 500 millones, entre Los que se incluyen los 16,5 que se van a quedar en Miranda.

De esta manera la sociedad estatal se encargará de la ejecución de las obras de ampliación de la EDAR, en unas instalaciones que funcionan "al límite de su capacidad", por lo que la Comisión Europea ha iniciado un procedimiento de infracción por el incumplimiento de las normas en el tratamiento de aguas residuales urbanas. Para encontrar una solución, la Dirección General del Agua retomó el proyecto en septiembre de 2018, cuando se calificó esta actuación como de "interés general", por lo que la ampliación de la EDAR se incluyó en la financiación con los fondos del Gobierno de España, sin necesidad de entrar en los Presupuestos Generales del Estado.

Con esta solución se empezó a trabajar en la elaboración del proyecto en Acuaes en diciembre de 2018. A día de hoy, desde la Subdelegación se incide en que "en los próximos días" se terminará de redactar el informe de planificación básico, con lo que se superaría un paso más para materializar el proyecto. La anterior delegada del Gobierno, Virginia Barcones, anunció que se podrían empezar las obras en 2020 pero habrá que ver si esta fecha se puede cumplir. Posteriormente, serán precisos otros los 36 meses para la ejecución, aunque en no más de 30 se tendrían que completar los trabajos materiales, un tiempo al que habría que añadir otros 6 para la puesta en marcha de la nueva instalación.

Lo que ya se salvó fue la evaluación ambiental, ya que se cumplió con la revisión simplificada por lo que no fue necesaria una Declaración de Impacto Medioambiental (DIA), que hubiese retrasado la obra, que solo puede sufrir un frenazo a este respecto si el proyecto perjudica a las ruinas que permanecen bajo tierra del yacimiento romano de Arce-Mirapérez.Con la actuación se mejorará la capacidad de depuración actual, para pasar de recibir los 11.846 metros cúbicos al día a poder limpiar hasta 19.000. Para cumplir con este objetivo se tendrán que construir cuatro decantadores primarios y un tercer vaso para los secundarios. Además, con la inversión también se conectarán a la red de saneamientos barrios como Los Ángeles, Bayas, junto a la urbanización de El Lago y el núcleo de Arce.

 

260.000 EUROS

Al margen del proyecto de ampliación, la estación depuradora también necesita mejoras en lo que se refiere a la reducción del consumo energético. Al menos esto es lo que ha pedido Izquierda Unida, que denunció que la falta de inversión municipal ha provocado que en 2019 se haya aumentado el gasto en electricidad en 260.000 euros. Para conocer el motivo de este incremento la formación explica que puede deberse a la captación del agua, aunque "se nos ha denegado una reunión con los técnicos para conocer cuál es la verdadera solución", lamentan.