Más de 5.200 alumnos acuden a clase para preparar la EBAU

SPC
-

La Consejería de Educación abre 249 centros educativos hasta el 23 de junio y moviliza a 2.159 docentes

Más de 5.200 alumnos acuden a clase para preparar la EBAU - Foto: Ical

Un total de 5.202 estudiantes han solicitado acudir a los centros educativos para preparar la EBAU (Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad), tras la suspensión de las clases en marzo por la pandemia del COVID-19. Entre hoy y el 23 de junio, los alumnos de segundo de Bachillerato podrán resolver sus dudas y reforzar contenidos, a pesar de que las actividades lectivas presenciales siguen sin realizarse en unas jornadas en las que Castilla y León está en la fase 2 de la 'desescalada'.

Según los datos de la Consejería de Educación recogidos por Ical, los alumnos de la Comunidad han solicitado acudir a 249 centros, para lo que se han tenido que movilizar 2.159 docentes, que les ayudarán a ir más preparados a las pruebas previstas para los días 1, 2 y 3 de julio. Además de la EBAU, la Consejería de Educación retoma los servicios de fisioterapia educativa en los centros de Educación Especial, lo que podría beneficiar a 1.400 alumnos.

La asistencia a las clases presenciales se hace por cita previa para que el equipo directivo organice y escalone en el tiempo el acceso y la salida de las actividades educativas presenciales así como los recorridos de los estudiantes. También, de esta forma se puede avisar al profesorado que deberá atender presencialmente a sus alumnos. No en vano, algunos docentes continuarán con la enseñanza telemática de estudiantes de otros cursos.

No obstante, solo pueden acudir a los centros educativos los alumnos que así lo hayan solicitado y que presenten una declaración responsable en la que se comprometen a cumplir las medidas higiénico-sanitarias y a no acudir al centro si presenta síntomas o precisa cuarentena por haber estado en contacto con alguna persona infectada.

Además, se han tomado todas las medidas higiénico sanitarias, recomendadas por las autoridades, para cumplir la distancia de seguridad de dos metros y el uso de mascarillas de protección cuando no sea posible.  

El resto de los estudiantes de la Comunidad, o las familias, solo podrán acudir a su centro educativo para recoger el material que hubieran dejado en el interior antes de que se decretara el estado de alarma. La dirección de cada centro organizará estas actuaciones con cita previa y estableciendo turnos hasta el 23 de junio para evitar aglomeraciones.  

Por provincias, han solicitado estas clases extra un grupo de 372 alumnos de 19 centros de Ávila, por lo que tendrán que ir a trabajar 163 docentes. En Burgos, 1.031 alumnos y 387 alumnos acudirán a 40 centros; en León, 941 y 405 profesores a 43 centros; en Palencia, 278 estudiantes y 115 docentes irán a 15 centros; en Salamanca, 643 alumnos y 253 docentes irán a 37 centros ;en Segovia, 310 estudiantes y 147 profesores irán a 16 centros; en Soria, 154 alumnos y 90 docentes irán a 13 centros; en Valladolid, 1.198 estudiantes y 460 docentes acudirán a 43 centros, y en Zamora, 275 alumnos y 139 docentes irán a 23 centros. 

Educación Especial

En cuanto a los alumnos con necesidades educativas especiales, la Junta comunicó el pasado viernes que podrán volver a sus centros para continuar con la fisioterapia. De esta manera, a partir del próximo viernes 12 de junio y hasta final de mes se reanudará este servicio para el alumnado escolarizado en centros sostenidos con fondos públicos que previamente estuviera recibiendo la fisioterapia educativa. 

Al igual que en el caso de los alumnos de Segundo Bachillerato, las familias deberán solicitaron previamente. La medida podría afectar a los más de 1.400 alumnos que ya recibían sesiones de fisioterapia antes de producirse el cierre de los centros escolares y al centena de fisioterapeutas que prestan sus servicios en los centros de titularidad pública, además de los 18 existentes en los concertados.