scorecardresearch

«Está todo preparado para volver a crecer»

H.J. / Burgos
-

Los promotores confían en que 2015 confirme sus expectativas. Aseguran que los precios ya no bajarán y achacan el desplome a los bancos

En el tercer trimestre de 2014 los precios en la provincia crecieron aunque de forma muy ligera. - Foto: Alberto Rodrigo

Se ha absorbido buena parte del stock que estaba sin vender, las entidades bancarias empiezan a abrir el grifo del crédito tanto para los compradores como para las empresas y se ha frenado la caída de precios de los últimos años. Este es el panorama que dibuja Gonzalo López Recio, presidente de la Asociación de Promotores y Constructores de Burgos, respecto a las perspectivas de su sector de cara a 2015. Y por eso dice que «está todo preparado para volver a crecer»
El representante de la patronal transmite un optimismo que puede resultar sorprendente en medio del panorama económico actual, pero lo cierto es que las últimas estadísticas reflejan en buena medida sus impresiones.Por ejemplo, la compraventa de viviendas subió en Burgos durante el tercer trimestre de 2014 en un 23,9% respecto al mismo periodo del año anterior, un porcentaje superior tanto a la media regional como a la española, que quedaron en torno al 15%.
Además, el número de hipotecas constituidas creció en octubre (último dato conocido) un 17,6% respecto al mismo mes de 2013, un dato que también estuvo muy por encima del 1,1% regional, pese a que el capital prestado descendió algo más de tres puntos.
Y finalmente, según los datos del Ministerio de Fomento, el precio del metro cuadrado de vivienda libre se incrementó ligeramente en el tercer trimestre del ejercicio recién concluido, lo que ha supuesto el primer repunte desde finales de 2012. Entre julio y septiembre el metro pasó de un precio medio de 1.144 a 1.153 euros en la provincia. Pese a la ligerísima mejoría que no llega al 0,80% el dato se mantiene en cifras similares a las que se registraban en el año 2001 y a años luz de los 1.808 euros de media que se llegaron a alcanzar a mediados de 2007, en el momento álgido de la construcción.
El presidente de los Promotores sostiene que «la bajada de precios ya ha finalizado» y que durante el presente ejercicio veremos consolidado el repunte, y achaca buena parte de la caída al efecto de la entrada en el mercado de las entidades financieras. Los bancos, que además heredaron de las cajas muchos activos inmobiliarios, han tenido prisa por quitárselos de encima «y son los que han arrastrado los precios», explica López Recio. 
Explica que han llegado a vender a precios tan bajos porque sus propios mecanismos de contabilidad otorgaban un valor 0 para el suelo y se permitían incluso perder algo de dinero respecto al coste de la construcción con tal de recuperar algo del valor total. En cualquier caso, se muestra confiado en que de cara al futuro inmediato acaben con esta dinámica.
 
Al ritmo de los 90.
López Recio no oculta, sin embargo, que el nuevo ritmo en la construcción tendrá poco que ver con lo que se vio durante los años de bonanza. «Vamos a promover como hace 20 años», resume. Por una parte, el número de empresas constructoras se ha reducido sensiblemente tras la entrada en concurso de acreedores, la desaparición o simplemente la paralización de algunas de las más activas en Burgos durante las últimas décadas. Evita dar nombres, pero recuerda que entre las afectadas están empresas que en su día fueron todo un símbolo de la economía local en el arranque del siglo XXI. «Ahora quedamos muy pocos promotores tradicionales en ejercicio, cuatro, cinco o seis, y en los próximos años se nos unirán los bancos», apunta. 
Por otra parte, el presidente del colectivo vaticina que las entidades financieras, que no en vano son propietarias de «entre el 70 y el 90 por ciento del suelo» disponible para construir en la capital burgalesa serán las que movilicen buena parte del mercado. Dependerá tanto de sus intereses como de si la recuperación se confirma y vuelve el interés por invertir en el ladrillo.