Un cambio de zona de salud para evitar una hora de viaje

ADRIÁN DEL CAMPO
-

Para ser derivados a Aranda, los vecinos de #Brazacorta tienen que pasar antes por Huerta, ellos quieren ir directamente a la capital

Mar se ha desplazado a Brazacorta para cuidar a sus padres durante la pandemia. Los tres posan a la puerta de su casa en la plaza Mayor. - Foto: A. del Campo

Los vecinos de Brazacorta, apoyados por su Ayuntamiento, han alzado la voz en plena crisis del coronavirus para exigir algo que llevan persiguiendo desde hace años: el cambio de zona básica de salud, dejando de depender de la de Huerta de Rey para pasar a pertenecer a la de Aranda Rural. Con esta permuta, los residentes en Brazacorta pretenden ahorrar algo más de una hora de viaje. Actualmente, para cualquier atención médica que no se pueda cubrir en el consultorio local, que antes de la pandemia recibía a los pacientes una vez por semana, tienen que desplazarse al centro de salud huertaño para, desde allí, afirman los propios vecinos, terminar siendo derivados a la capital ribereña.

Las idas y venidas para ser vistos por un doctor les ocasionan grandes trastornos. Para llegar a Huerta de Rey tienen que conducir 32 kilómetros durante casi media hora, una vez allí, se ven obligados a viajar otros 42 kilómetros, 40 minutos, para llegar a la capital ribereña y, por fin, ser atendidos. Esto les supone más de una hora de trayecto que de depender de Aranda y poder ir directamente a la villa se reduciría a un desplazamiento de 30 kilómetros y 32 minutos, la distancia que separa a la capital comarcal del municipio de Brazacorta.

La propuesta de cambio de zona de salud tiene un apoyo total en el pueblo. Basta con caminar por sus calles para constatarlo. Mar se ha movido a Brazacorta para cuidar a sus padres ante la alarma de la covid-19. Desde la puerta de su casa cuenta que "por cualquier cosa hay que desplazarse a Huerta y de Huerta te mandan a Aranda. Por eso nos parece buena medida el cambio, para facilitar el trayecto". "Se ha luchado mucho", apostilla su padre, Luis Moreno. Mar añade que para llegar a Huerta hay que ir por el desvío de Peñaranda -trayecto que se ha usado para calcular las distancias expuestas- y eso supone "media hora de viaje". Existiría otra alternativa, coger "el camino de Coruña, que son 15 minutos a Huerta, pero no se puede pasar porque está fatal, solo pueden pasar tractores de la de baches que hay". "El problema es que no quieren arreglar el camino, primero se dijo que si era del Cid, y eso es una mentira que se inventaron para no arreglarlo, que son 5 kilómetros", apostilla Alberto. Él hace extensiva la queja a la carretera a Peñaranda, que "te obliga a meterte en la cuneta cuando pasa un camión". "Estamos olvidados", concluye Mar.

Por su parte, el concejal César Gayubo explica que "para cualquier urgencia tienes que ir obligatoriamente a Huerta y el 90% de las veces te derivan a Aranda. A veces acabamos yendo directamente a Aranda, pero no es ético". La demanda de la variación de zona de salud ha traspasado el ámbito local y el PSOE presentará una proposición no de ley en las Cortes instando al cambio de Brazacorta a la zona de Aranda. En dicho escrito hay o un pequeño fallo o una pequeña trampa, se afirma que Brazacorta dista 32 kilómetros de Huerta y apenas 10 de Aranda. Un detalle que no empaña la demanda de todo un pueblo.