Ya son cuatro los fallecidos en la provincia

I.E.
-

Un hombre de 90 años murió en la noche de ayer en el HUBU. El número de casos se eleva a 119, pero la estadística de la Junta registra seis casos nuevos, cuando en la jornada de ayer el número de nuevos positivos fue de 23

Una joven con mascarilla salía ayer del hospital. - Foto: Luis López Araico

El coronavirus no detiene su avance en la provincia de Burgos -sigue siendo con diferencia el territorio de Castilla y León con más positivos- y ya son cuatro los fallecidos en la provincia. Ayer a última hora fallecía un hombre de 93 años de edad, con pluripatologías, en el Hospital Universitario (HUBU) de la capital. El mismo sábado perecía una mujer de 101 un años, también con diversas dolencias, y otro hombre de 90. A ellos hay que añadir la anciana de 89 años que perdía la vida el viernes en el hospital Santiago Apóstol de Miranda de Ebro.
El número de casos sigue subiendo en provincia de Burgos y ya suman un total de 119. Eso sí, hoy la estadística de la Junta refleja seis nuevos positivos, muchos menos que los 23 registrados en la jornada de ayer. Por el momento no se ha producido ninguna alta. En Aranda de Duero a los tres positivos del viernes hay que añadir otros cuatro de ayer. Tres de los enfermos se hallan ingresados en el hospital Santos Reyes de la capital ribereña; dos se encuentran en aislamiento domiciliario en la propia ciudad, y dos han sido trasladados al HUBUde la capital. Una octava persona que acudió a Aranda tras sufrir síntomas ha sido llevada a Langa de Duero (Soria), su localidad de origen. En Miranda de Ebro, la situación sigue siendo  de alerta y ayer se sumó un bombero a la nómina de infectados. Desde el parque -que ha perdido un miembro por turno para ganar en seguridad- piden mascarillas.
La Junta se está planteando un cambio de protocolo a la hora de atender ancianos con coronavirus en residencias de ancianos. Así, según fuentes sanitarias, la idea pasa por que los médicos de Atención Primaria se desplacen hasta los centros geriátricos para tratarlos, con el fin de evitar a estos pacientes tener que ingresar en el HUBU. Esta medida está en estudio, a falta de perfilarse de forma concreta y de consultarse con los profesionales.
Ya son cuatro los fallecidos en la provinciaYa son cuatro los fallecidos en la provincia - Foto: Miguel Ángel ValdivielsoPor otra parte, el hospital ha logrado reforzar el Servicio de Microbiología con otro facultativo, uno menos de los que habían solicitado los médicos de este departamento. La sección de Prevención y Riesgos Laborales, que es la encargada de atender a los sanitarios que presuntamente han estado en contacto con el virus, también ha sido reforzada con más personal, según señalaron fuentes del complejo asistencial burgalés.
Asimismo, ayer llegó al hospital un nuevo cargamento de mascarillas, pues empezaban a escasear. No obstante el HUBUestá racionalizando su uso, pues sus responsables son conscientes de que hay falta de stock de este tipo de equipos de protección.
Algunos profesionales a los que ayer no les tocaba guardia se acercaron hasta el hospital para echar una mano en los servicios con más necesidades asistenciales, tales como la UVI y el Servicio de Anestesiología y Reanimación.
El centro ha habilitado una segunda zona de triaje y preingreso en el servicio de Urgencias y una planta más, la H-4, por si fuera necesario utilizarla para estos pacientes. Eficanza, por su parte, ha cerrado todas las puertas de acceso al hospital salvo, precisamente, la de Urgencias, además de la principal y de la que da acceso al servicio de Oncología Radioterápica. La empresa concesionaria ha reforzado, además, el servicio de seguridad para verificar que se cumplen todas las medidas de seguridad que se han implementado desde que se iniciara la epidemia.
atención telefónica. La Junta de Castilla y León dispone del teléfono 900 222 000 de atención ciudadana sobre el nuevo coronavirus, accesible las 24 horas del día; se recomienda a las personas que pudieran estar relacionadas con una situación clínica susceptible, por contacto y/o por viaje a zonas de riesgo declarado, llamar a este teléfono antes de acudir a un centro asistencial.
En los últimos días, esta vía de atención telefónica ha sumado cientos de comunicaciones (casi 2.500 ayer) por lo que, aunque se han aumentado sus recursos -y se seguirá haciendo-, la demanda ciudadana puede superar su capacidad en momentos puntuales.
En este sentido Sacyl recuerda que, en la mayoría de los caso, la enfermedad por SARS-CoV-2 cursa con sintomatología leve (fiebre, tos y dificultad respiratoria) que no presenta urgencia asistencial, aunque sí medidas profilácticas para evitar contagios cercanos.
Asimismo, Sacyl ruega a las personas que contacten con el 900 222 000 que no mantengan la llamada en espera, ya que complican la atención telefónica a través de esa vía, informa la Junta.