El arzobispo recibe a los pastores de la comunidad ortodoxa rumana y de la iglesia evangélica de Burgos

Europa Press
-

El encuentro ha servido para que el prelado conozca de cerca la realidad de las otras confesiones cristianas presentes en la provincia

El encuentro ha servido para que Fidel Herráez conozca de cerca la realidad de las otras confesiones cristianas presentes en la provincia. - Foto: @archiburgos

El arzobispo de Burgos, Fidel Herráez Vegas, ha recibido en la tarde de este jueves a los responsables de las diferentes comunidades cristianas presentes en la provincia de Burgos. A las puertas de iniciar la semana de oración por la unidad de los cristianos, el encuentro ha tenido como finalidad el conocimiento mutuo de la realidad por la que atraviesan las diferentes Iglesias cristianas, así como establecer vías de "fraternidad" en el "caminar hacia el futuro último y único que a todos espera", tal como les ha transmitido el arzobispo.

Según ha informado el Arzobispado a través de un comunicado, a la reunión han acudido el pope ortodoxo rumano de Burgos, Claudiu Nicoara, y el pastor coordinador de las Iglesias evangélicas de Burgos, Agustín Melguizo, así como el director del secretariado diocesano de ecumenismo, José Luis Cabria.

Las tres comunidades cristianas mayoritarias en Burgos mantendrán a lo largo de la próxima semana una intensa actividad conjunta en lo que desde hace 108 años se conoce como "octavario de oración por la unidad de los cristianos".

Entre los actos programados destaca la oración ecuménica conjunta que católicos, ortodoxos y evangélicos mantendrán el jueves 21 en la parroquia del Hermano San Rafael a las 20.00 horas, con independencia de las que cada confesión mantendrá en sus horarios de culto para pedir por la unidad todos de los cristianos.

Se calcula que existen alrededor de 30 comunidades evangélicas en la provincia, prácticamente la mitad de ellas en la ciudad y muchas agrupadas por nacionalidades. En cuanto a la presencia de cristianos ortodoxos, se cree que la cifra puede rondar los 8.000, la mayoría de ellos presentes también en la capital y muchos provenientes de la inmigración, la mayoría de ellos rumanos. Recientemente han abierto una nueva parroquia en Aranda de Duero y en Burgos su culto se celebra en la iglesia de las monjas Trinitarias.