scorecardresearch

Las fiestas tendrán 266 personas para controlar la seguridad

Ó.C.
-

La cifra de policías, bomberos y voluntarios cae por la supresión de los actos que congregan más gente en Miranda. Solo hay una sesión de fuegos el domingo y «será el momento más complicado»

Las fiestas tendrán 266 personas para controlar la seguridad

Las calles de Miranda volverán a vivir las fiestas de la Virgen de Altamira a partir del próximo jueves. La programación está capada por las medidas anti covid, pero para hacerla segura habrá 266 efectivos, que actuarán para que todo transcurra sin sobresaltos durante las cuatro jornadas festivas. En detalle, el operativo estará compuesto por 58 agentes de Policía Local, 95 voluntarios de Protección Civil, una veintena de bomberos, 67 policías nacionales y 26 personas de Cruz Roja. La cifra desciende respecto a las ediciones previas a la pandemia, cuando superaban las 300 personas, aunque la caída está justificada por la eliminación de las actividades que congregan multitudes.
Dentro del programa, los conciertos estarán ubicados en el Multifuncional para evitar aglomeraciones en la calle Cantabria y solo habrá una sesión de fuegos artificiales el domingo. La sesión arrancará a las 22.30 horas en las riberas del Ebro, lugar en el que se desarrollan tradicionalmente y donde no establecerán un aforo.

(Más información en la edición impresa de Diario de Burgos de este viernes o aquí)