scorecardresearch

David Bisbal: un aprendiz con dos décadas de carrera

Mónica Rubalcava (EFE)
-

El almeriense mantiene intactas la ilusión y las ganas por seguir evolucionando del primer día, y demuestra su vigencia en la industria con colaboraciones, proyectos propios y giras que retomará en 2021

David Bisbal: un aprendiz con dos décadas de carrera - Foto: JuanJo MartÁ­n

Con casi dos décadas de trayectoria y éxito ininterrumpido a sus espaldas, David Bisbal todavía se concibe como un «aprendiz» y considera que es poco lo que ha cambiado desde aquel lejano 2002 en el que comenzó su carrera con una larga cabellera rizada y un corazón lleno de ilusiones.

«Después de 20 años todavía soy un aprendiz de muchísimas cosas y en ese sentido me gusta. Me siento muy cómodo en el escenario y grabando porque es cierto que te avala el tiempo, pero esa ilusión y esas ganas de seguir en el ámbito musical son las que me dan fuerza cada día», sostiene el reconocido cantante. 

Con los rizos «un poco más cortos» y la barba con unas cuantas «canas de la sabiduría», el artista nacido en Almería continúa demostrando su vigencia en la industria musical con colaboraciones, proyectos propios y giras que retomará a lo largo de este 2021, además de grandes planes de futuro para los próximos años.

«El 2022 será un momento muy importante para mí porque voy a celebrar 20 años de carrera. Comencé en 1998 y estuve cuatro temporadas con la Orquesta Expresiones, una cover band que tocaba en fiestas populares. Después entré en Operación Triunfo en 2001 y en junio de 2002 salió al mercado mi primer disco. Ahora estamos preparando algo hermosísimo», adelanta.

A principios de 2020, el cantante de 41 años presentó su álbum En tus planes y anunció una gran gira para presentarlo en directo. Se trata de un disco con el que puede presumir de toda la diversidad artística que compone su trabajo, en el cual comparte colaboraciones con nombres muy reconocidos del panorama nacional y mundial de la talla de Greeicy Rendón, Sebastián Yatra, Aitana y Alejandro Fernández.

«Se nos cortó el proyecto de forma radical. En enero todavía pudimos viajar y estuvimos en México y Miami. De ahí iba a empezar una gira promocional, pero tuvimos que posponer un montón de viajes y no ha sido hasta después de un año y medio que he podido actuar internacionalmente», detalla el almeriense. Concretamente Bisbal marcó su regreso a los escenarios el pasado 15 de abril con su participación en los Latin American Music Awards, donde interpretó acompañado de la estadounidense Carrie Underwood el tema Tears of gold en la entrega de estos galardones, canción con la que, precisamente, cierra su álbum En tus planes. A pesar de todo, la gira de ese disco sigue vigente, y ahora ya tiene fechas de conciertos en España y Estados Unidos. Eso sí, reconoce que añora poder actuar en Latinoamérica, pero la situación de crisis sanitaria desatada por la pandemia del coronavirus aún lo hace imposible.

 

Una nueva etapa

Una coincidencia en el color de su ropa hizo que David Bisbal y la cantante mexicana Danna Paola pensaran hacer una colaboración en el futuro, cuando el artista tuvo una aparición especial en el programa mexicano titulado La Academia, que es una adaptación de Operación Triunfo, el concurso que catapultó al almeriense. «Ese día nos hicimos una foto porque los dos coincidimos de rojo y dijimos: ¡mira parecemos una colaboración!» «Al tiempo surgió la posibilidad de hacer un tema juntos», comenta el andaluz quien define a la estrella mexicana como «simpática, bromista y talentosa». 

El tema que resultó de su encuentro, Vuelve, vuelve, se convirtió en la puerta de entrada a una nueva etapa musical en la que el almeriense pudo trabajar durante el confinamiento por la COVID. «Tengo varias colaboraciones grabadas que la gente se va a sorprender un montón y también proyectos en solitario. Voy a ir jugando con eso», afirma.

 

Un año extraño

A pesar de las adversidades de la pandemia, el cantante reconoce que afrontó «con buena cara» la crisis sanitaria que coincidió, además, con la llegada al mundo de su tercer hijo. Y es que un año tan insólito le dio la oportunidad de estar cerca de su familia. «Traté de aprovechar otros momentos que quizás con los viajes no podíamos vivir. He visto crecer a mis hijos y es cierto que he podido vivir el amor familiar de otra manera. Todo esto me ha hecho sentir de forma sincera que lo más importante que tenemos en la vida es nuestra familia», asegura.

Otro factor que le hizo reflexionar en torno a la unión con los más cercanos fue la sorpresiva muerte de Álex Casademunt, uno de sus compañeros más queridos de OT. «Fue devastador para todos. Lo que más me dolió fue ver a una madre, una hermana y un hermano destrozados y pensar en su hija, que tan solo tiene tres años. Cuando piensas en esas cosas te llegan al corazón», cuenta un tanto afligido.

El cantante recuerda a Álex como una persona sin «maldad con nadie», un hombre «positivo» a quien echará mucho de menos. «Todavía en Whatsapp escucho algunos audios de cuando nos mandábamos mensajes, él siempre me imitaba. Cuando te quedas con esos recuerdos sientes que la persona no se ha ido del todo», reflexiona.