La economía crece un 2,9% en 2018 pese a la "incertidumbre"

J.D.M.
-
Carlos Alonso de Linaje, decano del Colegio de Economistas de Burgos, y Paz Lorente, tesorera, durante la presentación del informe económico del 2018. - Foto: DB

En su informe anual, el Colegio de Economistas de Burgos destaca el comportamiento de la industria, del sector agrario y de las exportaciones como "verdaderos motores" de crecimiento que han propiciado una evolución positiva

La economía burgalesa crecerá en 2018 "en torno a un 2,9 por ciento" (por encima de la media nacional y regional) gracias al comportamiento de la industria, del sector agrario y de las exportaciones, que según el Colegio de Economistas de Burgos han sido los "verdaderos motores" de la evolución positiva pese a la "incertidumbre" que ha condicionado el ritmo de crecimiento. 

Carlos Alonso de Linaje, decano del Colegio Oficial de Economistas, y Paz Lorente, tesorera del organismo, han presentado este viernes el balance anual de la economía provincial, destacando que el sector agrario ha rozado los valores de récord del 2016, con un incremento el 18,82 por ciento, y que la industria agroalimentaria sigue manteniendo crecimientos por encima de la media "debido a las exportaciones y al pleno rendimiento de las últimas inversiones".

Pese a la "incertidumbre provocada por diversas noticias" sobre la penalización al diésel, el sector de la automoción, uno de los motores de la economía provincia, ha tenido un comportamiento positivo por encima de la media, igual que los subsectores industriales, farmacéutico o químico, mientras que han mejorado su comportamiento el metalúrgico y el eléctrico.

El sector de la construcción, por su parte, "invierte la tendencia de los últimos años" y gracias al "aumento notable" de la inversión pública en la provincia alcanza un incremento de 2,5 veces la licitación del año anterior.

En cuanto al sector turismo, por primera vez en muchos años descienden el número de viajeros y las pernoctaciones, aunque no de manera significativa, mientras que la cifra de afiliados a la Seguridad Social en dicho sector evoluciona positivamente. Este contraste, creen, se explica por las nuevas alternativas al alojamiento tradicional, difíciles de cuantificar.

Respecto al sector financiero, este ha perdido oficinas en la provincia y se ha reducido el crédito concedido, aunque se ha incrementado tanto el número de hipotecas como la cuantía de las mismas. Y los depósitos recibidos han aumentado su saldo "por primera vez desde 2011", ha destacado el Colegio de Economistas.

El mercado exterior experimentó, hasta el pasado mes de octubre, un incremento del 5,8%, devolviendo a Burgos a la segunda posición regional.

Finalmente, en el mercado laboral, la tasa de paro ha disminuido en la provincia, situándose en el 10,14%, por debajo de la tasa regional (11,30%) y nacional (14,55%), mientras que la afiliación a la Seguridad Social, además, ha tenido un comportamiento positivo con una mejora del 0,7% en el número de afiliados.