Junta y Cámaras unen sus esfuerzos para apoyar a empresas

SPC
-

Coinciden en pedir al Gobierno de España que aplace el pago de impuestos, asegure la liquidez y garantice la protección social con más recursos

Carlos Fernández Carriedo y Antonio Méndez Pozo (arriba), y Germán Barrios y Alfonso Fernández Mañueco (abajo).

La Junta y las cámaras de Comercio de Castilla y León unieron ayer sus esfuerzos para apoyar a las empresas y autónomos frente a las crisis generada por el coronavirus y coincidieron en reclamar al Gobierno de la Nación que responda a esta compleja situación aplazando también el pago de impuestos, reduciendo o eliminando cuotas de la seguridad social, asegurando liquidez y garantizando protección social con más recursos. Una postura que pusieron en común durante la videoconferencia que mantuvo el presidente de la Comunidad, Alfonso Fernández Mañueco, con el presidente del Consejo de Cámaras, Antonio Méndez Pozo, y representantes de las 14 entidades camerales.
En ese sentido, Mañueco abordó con ellos la preocupación por la «difícil» situación que atraviesa Castilla y León, «golpeada fuertemente» por la pandemia y donde se han tenido que tomar «duras medidas». En el ámbito económico, el Ejecutivo recordó que se contabilizan ya más de  28.500 Expedientes de Regulación Temporal de Empleo, solicitados, y casi 160.000 trabajadores afectados, informa Ical.
Al respecto, el presidente indicó que la Junta está trabajando desde el principio en coordinación con otras instituciones y organizaciones sectoriales, entre ellas las cámaras de Comercio, a las que consideró un «pilar» para la actividad industrial y comercial. Por ello, aplaudió el esfuerzo de adaptación de estas entidades, «por atender el incremento de información y apoyo que demandan las empresas», así como su «extraordinaria» labor para facilitar la reorientación de la producción de empresas a materiales necesarios para luchar contra el coronavirus.
También recordó la puesta en marcha hace 15 días de una serie de medidas para proteger a las empresas, a los autónomos, a los trabajadores y a las familias, con líneas de liquidez y crédito, con aplazamiento de impuestos.
Por otra parte, Fernández Mañueco señaló que es «necesaria una mayor consignación presupuestaria» desde el Gobierno de España para hacer frente a los gastos sociales y sanitarios, y también a los de medidas de empleo.  En este punto, el presidente de la Junta criticó el «recorte» de los fondos para políticas activas de empleo, que cifró en 80 millones menos para Castilla y León. A su juicio esto va en la dirección «contraria» por lo que explicó que ha exigido una rectificación.
Colaboración y apoyo

El presidente del Consejo de Cámaras, Antonio Méndez Pozo, por su parte, puso a disposición de la Junta la «firme y leal ayuda de la red de Cámaras de Comercio y sus delegaciones», con total respeto y colaboración, para que una vez que se supere la crisis sanitaria «sacar fuerzas de flaqueza» y tomar decisiones encaminadas a permitir la supervivencia de las empresas, como la inyección de liquidez a corto y medio plazo tipificando el tipo de empresas, el aplazamiento en el pago de impuestos y retenciones y flexibilidad en la aplicación de las restricciones. «Conviene revertir el cierre de muchas empresas, que podrían permanecer parcialmente activas con las medidas de seguridad adecuadas», aseguró. 
Para seguir siendo competitivos en el ámbito del comercio exterior, consideró urgente preservar todo lo posible la actividad exportadora de las empresas, ya que «incumplir contratos pone en riesgo la continuidad de la exportación».