Las matriculaciones se hunden en marzo y descienden un 78%

L.M.
-

Burgos lidera la caída regional en la compra de turismos y todoterrenos, que pasan de los 535 del año pasado a los apenas 114 de este. Los concesionarios llevan dos semanas cerrados

La falta de clientes generada por el estado de alarma obligó a los concesionarios a cerrar hace dos semanas. - Foto: Luis López Araico

Si en febrero la caída interanual de las matriculaciones alcanzó el 60% con respecto al año anterior, el parón de casi toda actividad económica que se ha producido desde mediados del pasado mes ha ahondado más en la crisis en la que vive la automoción desde hace tiempo. Las patronales de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam) dieron a conocer este miércoles los datos de marzo, que bajan un drástico 78,7% sobre el mismo periodo de 2019; si en 2020 se han vendido 114 unidades (73 a particulares y 41 a empresas), doce meses atrás alcanzaron los 569. 

La provincia lidera el descenso a nivel regional, donde las matriculaciones bajan un 71,8%, siendo Segovia, con el 65,5%, el territorio donde ‘menos’ ha caído. En el acumulado interanual, los concesionarios burgaleses han vendido entre el 1 de enero y el 31 de marzo 895 turismos y todoterrenos, que si los comparamos con los 1.469 que se registraron en ese mismo periodo de 2019, representan un descenso cercano al 40,2%. En el primer trimestre de este año se produjeron en Castilla y León un total de 5.861 matriculaciones, lo que supone un descenso del 33,3%.

A nivel nacional, en el acumulado de los tres primeros meses del año las ventas de turismos han caído un 31%, hasta los 218.705 vehículos comercializados. 

Por canales de venta, el de las alquiladoras es el que más descenso ha acumulado en marzo. La prohibición de toda actividad comercial no esencial ha provocado un descenso en las matriculaciones del 74,9%, hasta las 8.160 operaciones. Solo se han comercializado algo más de 500 unidades en los días del estado de alarma para este canal. Le siguen los particulares, que han caído un 67,5% y 16.871 unidades entregadas. Por último, las empresas han comprado 12.613 vehículos, lo que supone un 66,9% menos en tasa interanual.

El director de comunicación de Faconauto, Raúl Morales, explicó ayer que «las cifras hablan por sí mismas: el descalabro en las matriculaciones es histórico. Con los concesionarios cerrados, esperamos un mercado inexistente o con caídas del 90% hasta junio».