El CEEI se queda sin socios privados tras el portazo de FAE

G. Arce
-

La asociación sin ánimo de lucro incuba 56 empresas en Villafría, algunas desde hace 20 años, y gestiona una parte de la vieja estación

El CEEI se queda sin socios privados tras el portazo de FAE

El Centro Europeo de Empresas e Innovación (CEEI), ubicado en las antiguas instalaciones militares del aeródromo de Villafría, se asocia desde su creación en 1994 a la imagen de jóvenes emprendedores (los programas Yuzz y Explorer), el impulso de las nuevas empresas y a las iniciativas de innovación e internacionalización impulsadas con fondos europeos. Pero tan loable iniciativa ha ido perdiendo en los últimos tiempos a todos los socios fundadores que la apoyaron hace ahora 25 años. El último en salir con cajas destempladas ha sido la patronal FAE, el pasado 31 de diciembre, pero antes hicieron lo propio ADE Castilla y León, la Cámara de Comercio, Cajacírculo, Caja de Burgos, Caja Rural, el Instituto Tecnológico de Castilla y León (ITCL)y la Asociación Jóvenes Empresarios (AJE), hace un año. 
Los motivos esgrimidos por algunos de estos exsocios no son económicos y coinciden en la «falta de transparencia» en la gestión y en las actividades que desarrolla esta asociación sin ánimo de lucro, algo que también están poniendo en tela de juicio los grupos políticos municipales de la oposición, que consideran este ente como un «instrumento de propaganda» al servicio del equipo de gobierno del PPy una «competencia desleal» a las iniciativas públicas y privadas de promoción industrial de Burgos.
El CEEI se ha quedado solo con el apoyo del Ayuntamiento -con la concejala de Promoción Industrial, Carolina Blasco, como presidenta- y la Diputación. Ambas instituciones tienen el compromiso de aportar 61.860 euros al año, respectivamente, aunque llevan varios ejercicios sin hacerlo porque, según dice el director del CEEI, Vicente Orden, la entidad hace todos los esfuerzos para «autofinanciarse».
Sin embargo, en los presupuestos de 2018, que suman 608.403 euros, quedan reflejadas ambas aportaciones como ingresos y también los 1.414 euros de la patronal, que tampoco los ha abonado. Pero no son los únicos ingresos, también suma otros 345.000 euros cuya procedencia exacta no ha aclarado a sus antiguos socios y ha sembrado dudas entre los mismos. 
Todos los números de la institución son auditados cada ejercicio, aunque, según las fuentes consultadas, dudan que los presupuestos estén aprobados por una asamblea que solo cuenta con 2 socios, uno de ellos la presidenta... «Los acuerdos que adoptan no son legales, de hecho tienen bloqueadas sus cuentas en Caixabank», señalan. Vicente Orden no confirma este detalle...
alquileres. El CEEI, que se autodefine como un «instrumento de políticas y desarrollo local» reconvertido en «consultora» de las administraciones locales,oferta en su sede de Villafría casi 5.000 metros cuadrados distribuidos en 58 módulos para cumplir con uno de los objetivos fundacionales recogidos en sus estatutos: facilitar la creación de pequeñas y medianas empresas innovadoras y promocionar a los nuevos emprendedores en sus primeros años de actividad. Actualmente cuenta con 54 empresas en cartera y 207 trabajadores, un 80% de ocupación del complejo. No es un número fijo, pues fluctúa a lo largo del año, aunque no ha llegado a tener listas de espera. En 2028 hubo 17 entradas y 11 salidas.  
Algunas de las empresas consultadas aseguran que, en teoría, el contrato es por 5 años y el coste del alquiler por metro cuadrado oscila entre los 6 y 9 euros al mes, unos 180 por el módulo más pequeño. El CEEI corre con los gastos de los servicios básicos (luz, agua e IBI), servicios que paga el dueño del inmueble, el Ayuntamiento, es decir, todos los burgaleses. (Más información en edición impresa)