Detenida por estafar por internet con la venta de un perro

DB
-

La timadora, residente en Badajoz, sacó 180 euros a una burgalesa por un cahorro de la raza Shiva Inu que nunca entregó

Detenida por estafar por internet con la venta de un perro - Foto: Diario de Burgos Miguel Ángel Valdivielso

Una mujer de 30 años de edad cuyas iniciales son C.P.R. y residencia en Badajoz ha sido detenida por la Policía Nacional tras cometer un presunto delito de estafa a través de internet. La denunciada sacó 180 euros a una burgalesa por la venta de un cahorro que nunca llegó a entregar. 

Según han explicado fuentes de la Comisaría Provincial de Burgos, la denunciante publicó un anuncio en una conocida página de anuncios por internet, donde manifestaba la intención de comprar un cachorro de perro de la raza Shiva Inu, contactando con ella una chica con un número de móvil, la cual le envió dos fotografías de dos cachorros de dicha raza a través de la aplicación Whatsapp.

Tras ver las fotos, ambas partes llegaron a un acuerdo para la compra de uno de los cachorros, siendo acordada la cantidad de 180 euros, y decidiendo que la compradora se debía desplazar hasta la ciudad de Sevilla donde la propietaria residía y que además tenía allí a los animales.

Siguiendo las instrucciones de la presunta estafadora, la víctima realizó mediante el servicio de Correos, el pago por el método de giro con clave, perdiendo con posterioridad todo contacto con la estafadora , sin contestarla a los mensajes de whatsapp que le envía para saber del cachorro que había adquirido.

Los investigadores policiales han conseguido identificar a la estafadora, una mujer que ya ha sido detenida con anterioridad por la Policía Nacional por hechos delictivos de similares naturaleza, siendo en todos los casos el mismo modo de estafa. Ella anuncia en una conocida página de Internet que posee cachorros de perros, contactando las víctimas a través de un número de móvil que las facilita y llegando a un acuerdo económico por la compra del animal.

Los pagos los realiza a través de un giro con clave y una vez que tiene el dinero en su poder, corta cualquier tipo de comunicación con los compradores.