Fiesta del orgullo ovino

I.M.L.
-
Fiesta del orgullo ovino

Casa Florencio estrena los Premios San Drogón para ensalzar el trabajo del sector ganadero con explotaciones de Palencia, Salamanca y Barbadillo del Pez y el pastor Fernando de Frutos

No hay un buen final sin un inicio con fundamento y profesionalidad. Eso lo saben muy bien los maestros asadores, porque cuando mejor es la materia prima, mejor se disfruta en la mesa un buen lechazo asado. Por eso, Casa Florencio ha aprovechado su 70 aniversario para reconocer la labor de ganaderos y pastores en el mantenimiento de la profesionalidad que otras generaciones dejaron, incorporando las nuevas tecnologías, para que el sabor del ovino de la tierra sea inconfundible.

Los premios han tomado el nombre del patrón de los pastores, San Drogón, y buscan dar «visibilidad a las mejores prácticas y valorando a los que se lo merecen», como apuntaba el gerente de Casa Florencio, Rafael Miquel. El galardón a la mejor explotación de ovino se ha ido a Autillo de Campos (Palencia), donde está ubicada la empresa Ovigen TG, ya que, según el jurado implementa en su proceso técnicas novedosas encaminadas al bienestar animal, además de destacar por su arraigo al medio rural y su apuesta por bienestar ovejas y la formación continua.

Otra explotación que también ha resultado distinguida por un San Drogón ha sido la de Álvaro Delgado, ubicada en Valderrodrigo (Salamanca), en esta ocasión como la mejor productora de leche de oveja, tanto en cantidad como en calidad, aprovechando lo bueno de las nuevas tecnología y sin perder de vista los necesarios aspectos sanitarios. Uno de los premios más curiosos es el que ha destacado al rabo más largo de un lechazo churro de ejemplares con menos de 30 días de vida. El galardón se lo ha quedado Julián Hoyuelos, que en su ganadería de Barbadillo del Pez ha logrado un animal con 37 centímetros de apéndice.

Y el momento más emotivo ha sido el reconocimiento a toda una vida de pastor, que los organizadores han querido hacer extensivo a quienes se han dedicado y se dedican a esta labor vital, y que en esta primera edición se ha personificado en la figura de Fernando de Frutos Castro, que ejerce su profesión en Cuevas de Provanco (Segovia).

El evento lo clausuraba el viceconsejero de Desarrollo Rural y Dirección General del Itacyl, Jorge Llorente, que manifestaba la importancia de evolucionar en este sector, reconociendo su buen saber hacer y conservarlo en el mundo moderno para que hoy y siempre se pueda seguir disfrutando.

 

PREMIOS

Mejor explotación ganadera de ovino: Fernando Tejerina, de Ovigen TG.
Mejor productora de leche: Álvaro Delgado.
Rabo más largo de lechazo churro: Julián Hoyuelos.
Pastor: Fernado de Frutos.