Aplazada a 2021 la VII edición del Hiperbaric Challenge

DB
-

La presentación de proyectos y la competición deportiva para el diseño y construcción de vehículos de inercia estaban previstas para el 19 y 20 de junio en Burgos

Aplazada a 2021 la VII edición del Hiperbaric Challenge

La organización del programa educativo Hiperbaric Challenge ha suspendido la celebración de la que sería su séptima edición el 19 y 20 de junio en Burgos a raíz de la crisis del coronavirus, que mantiene al país en estado de alarma desde el pasado 14 de marzo, según informaron hoy fuentes de la organización. Hiperbaric Challenge es el desafío educativo para el desarrollo del talento y la creatividad en jóvenes mediante el diseño, construcción y prototipado de un coche de inercia. Está dirigido a alumnos de tercero y cuarto de Secundaria, Bachillerato y Ciclos Formativos de Formación Profesional matriculados en centros de toda España.

La actual suspensión del curso escolar y la clausura de los centros educativos imposibilitan, según precisaron, que los estudiantes puedan reunirse para continuar y completar sus trabajos para el proyecto. En la actual edición había confirmados 156 participantes, entre alumnos y profesores, repartidos en 13 grupos procedentes de otros tantos centros escolares de toda España.

Tras la suspensión de las fiestas mayores de la ciudad de Burgos y de todas las celebraciones previas organizadas por el Ayuntamiento de Burgos, como la romería de la Virgen Blanca o el Curpillos, las empresas organizadoras del programa Hiperbaric Challenge (Hiperbaric y Desmasa) decidieron cancelar el desafío educativo hasta una próxima edición en el año 2021. "Este programa nació con espíritu de continuidad y expansión así que volveremos el próximo año para seguir sembrando la pasión por la tecnología entre los jóvenes", declaró la organización.

El desafío Hiperbaric Challenge consiste en diseñar, prototipar y construir un coche de inercia, conforme a los requerimientos que establece la Federación de Deportes de Inercia para este tipo de vehículos. Los equipos participantes, además, elaboran un proyecto que defienden ante un jurado de expertos, que valora la parte técnica del proyecto y los aspectos sociales, de márketing y gestión. Como colofón, los equipos ponen a prueba sus prototipos en una competición deportiva de trazado urbano en diferentes categorías y que este año iba a repetir recorrido por las laderas del Castillo de Burgos.

El programa tiene como objetivo el desarrollo de vocaciones científico-tecnológicas entre los jóvenes a través de este proceso educativo innovador que potencia su talento, trabajo en equipo y creatividad. Hiperbaric Challenge facilita a los jóvenes participantes un acercamiento al mundo empresarial, donde abordan la toma de decisiones y reciben orientación académica y profesional. Además, les brinda una primera inmersión en el mundo tecnológico de la mano de dos empresas innovadoras como son las tecnológicas Hiperbaric y Desmasa.

A lo largo de las seis ediciones anteriores han formado parte de este reto más de 800 participantes. Hiperbaric Challenge cuenta con la colaboración de la Universidad Isabel I, la Diputación de Burgos, el Ayuntamiento de Burgos y la Junta de Castilla y León.