Los coches ignoran el límite a 30 Km/h del radar de Arlés

J.M.
-

Tráfico adaptó a la nueva Ordenanza el sistema de medición de este elemento preventivo que no se utiliza para multar. Los vehículos circulan a una media de 43 kilómetros por hora

Los coches ignoran el límite a 30 Km/h del radar de Arlés - Foto: Alberto Rodrigo

Afortunadamente para muchos conductores que transitan por la calle Arlés, en el entorno de la zona residencial del campus de San Amaro, el nuevo radar que ha instalado la Concejalía de Tráfico del Ayuntamiento de Burgos tiene como objetivo ser una herramienta preventiva y no está preparado para sacar una foto y sancionar a aquellos vehículos que sobrepasan los límites de velocidad permitidos. Porque aunque el sistema que se ha colocado se ha adaptado ya a la Ordenanza de Movilidad que entró en vigor a principios de este año y que establece que no se pueden superar los 30 kilómetros por hora en aquellas vías de un solo carril o de un carril por sentido, como es el caso, lo cierto es que las mediciones que se han realizado revelan que los conductores, al menos por el momento, no hacen demasiado caso a lo que marca la señal. Al menos eso es lo que se deduce de que en la semana del 2 al 8 de marzo se contabilizara el paso de  2.786 vehículos y la velocidad media se situara en los 43,5 kilómetros por hora, 13 más de lo permitido.
Los datos demuestran que los ciudadanos no han asimilado aún que más pronto que tarde no podrán superar esa velocidad en todas las calles que no tengan al menos 2 carriles de circulación por sentido. Una medida que será de total aplicación cuando el Ayuntamiento cambie la señalización en las 14 vías que dan acceso a la ciudad y en las que se establecerán los límites genéricos para el conjunto del casco urbano.
Los cambios aún tardarán en entrar en vigor ya que la crisis sanitaria ha paralizado todos los procedimientos de licitación del Ayuntamiento. Entre ellos, el de la adjudicación del contrato que servirá para plantar estas señales y también para colocar vinilos con el límite a 30 por hora en aquellas calles en las que ahora existe una señal que marca 40 o 50. 
Los datos facilitados por el área de Tráfico muestran, eso sí, que la velocidad media ha descendido en la calle Arlés respecto a los registros de febrero, mayo y octubre de 2019. Entonces se situaba en los 47 kilómetros por hora, 4 más que ahora. Eso sí, se han detectado velocidades de 98 e incluso 102 kilómetros por hora.
En la calle Vicente Aleixandre se corre menos. La velocidad media en este radar preventivo, según los datos del área de Tráfico se situaba en marzo en los 31 kilómetros por hora y el análisis de los datos reflejaba que el 85% de los 7.677 vehículos que pasaron por este punto entre el 2 y el 8 de marzo lo hicieron con una velocidad de entre 0 y 18,52 kilómetros/hora. Eso sí, también se detectó quien lo hizo a 79.