Avisan del aumento de la cucaracha oriental en la ciudad

ANGÉLICA GONZÁLEZ
-

Las zonas más cercanas a los ríos son las más afectadas. Los expertos achacan este incremento al cambio climático

Alertan del aumento de la cucaracha oriental en la ciudad

Mide una pulgada, es de color negro y tiene forma oval y seis patas. Anida en alcantarillas y zonas húmedas, sótanos, bordillos o montones de leña y se conoce como cucaracha oriental. De un tiempo a esta parte, dicen los expertos en plagas, se está notando un incremento de su presencia en Burgos, sobre todo en las zonas más cercanas a los ríos y allí donde las casas tienen más años de antigüedad. Es la experiencia de Eduardo Ferarios y Antonio Díez, de la empresa Plaguibur con más de una década de trabajo en el campo de la sanidad ambiental y del control de plagas. A su juicio, puede decirse que la ciudad empieza a estar ‘invadida’ por estos insectos.
«Anida, sobre todo, en el alcantarillado público, donde existen todas las condiciones para que se reproduzcan: hay porquería y tienen agua para beber aunque sea fecal», indican. A su juicio, la causa del incremento de este bicho es el cambio climático ya que hasta no hace mucho tiempo era más frecuente su presencia en ciudades del sur y en zonas costeras. «Los inviernos en Burgos ya no son tan duros como antes y esto tiene mucho que ver. En Valladolid y Palencia también se han incrementado en los últimos años y ahí siguen ya que es un insecto de muy difícil erradicación, sobre todo porque están en las alcantarillas y son de difícil acceso», añadieron. Las zonas de Avenida del Cid y del centro en las que las viviendas son más viejas, y Reyes Católicos por su cercanía al río son las más proclives a que aparezcan estas cucarachas que pueden contaminar los alimentos y provocar reacciones alérgicas. Frente a ellas, se aconseja mantener las casas limpias y secas y los alrededores, sellados, y en cuanto aparezcan, encargar una limpieza a fondo a algún profesional.
Por su parte, desde el Ayuntamiento aseguran que se conoce el problema desde hace años pero que no ha habido ninguna aparición ni proliferación nueva y que la única especie dominante en Burgos desde hace muchos años es la denominada cucaracha germánica.
Los responsables de Plaguibur cuentan que es muy común que ante la aparición de insectos, las personas intenten, en primera instancia, acabar con ellos de forma doméstica y que al comprobar que es complicado cuenten con una empresa. En Burgos, además de esta cucaracha, otros insectos que se encuentran en las calles son  ratas, topillos y chinches, que hace años que estaban erradicadas en el medio urbano pero que se han vuelto a ver y los expertos de Plaguibur lo achacan a la presencia en las ciudades de peregrinos que hacen el Camino de Santiago y pasan por zonas rurales y con ganado.
Es la empresa Semat la que en la ciudad se encarga de la desinsectación y la desinfección de las zonas públicas para prevenir y atacar las posibles plagas que existan. Cucarachas y topillos son algunos de los animales a los que hacen frente, éstos últimos con una mayor presencia en los parques de la zona del Bulevar, según explicó la concejala  responsable del área de Medio Ambiente, Aída Estrella Paredes, quien indicó que estas tareas se realizan regularmente en el albergue de peregrinos, instalaciones deportivas, autobuses municipales, colegios públicos, guarderías y en las paradas de taxis. Además, es esta misma empresa la que se ocupa de las capturas de palomas, de las que se cogen en la ciudad 1.300 al año, aproximadamente.