scorecardresearch

La situación del incendio de Sierra Bermeja es "dramática"

Europa Press
-

El fuego ha arrasado más de 7.400 hectáreas y ha obligado a evacuar a más de 2.600 vecinos de las localidades andaluzas afectadas

La situación del incendio de Sierra Bermeja es "dramática"

El alcalde del municipio malagueño de Jubrique, Alberto Jesús Benítez, ha señalado que la situación en relación con el incendio en Sierra Bermeja, que ha obligado al desalojo preventivo de seis municipios, incluido Jubrique, es "bastante grave, es horrorosa".

"La situación es bastante grave, el incendio estaba a 300 metros de la localidad", ha explicado el alcalde, al tiempo que ha añadido que se ha podido realizar un cortafuegos, que "parece que ha parado el avance, al menos y de momento, hacia el municipio", que tiene algo más de 500 habitantes. No obstante, ha dicho que la situación es "horrorosa, es dramática".

La dirección operativa del Plan Infoca ha decretado desalojos preventivos este domingo por el incendio forestal en Sierra Bermeja en Júzcar, Alpandeire, Jubrique, Genalguacil, Faraján y Pujerra.

El incendio forestal ha obligado este domingo a desalojar a unas 1.600 personas de seis municipios malagueños (Jubrique, Genalguacil, Faraján, Pujerra, Alpandeire y Júzcar) en una jornada que se complicó de madrugada por el paveseo, es decir, el material incandescente procedente del primer incendio que provocó un nuevo frente en Jubrique.

Así, el total de evacuados por este incendio "inédito", con 85 kilómetros de perímetro y que ha quemado ya 7.400 hectáreas, se ha elevado durante el día a 2.670 personas pero un millar de Estepona y Benahavís pueden ya volver a sus casas, bajo vigilancia de los bomberos del Consorcio Provincial de Málaga. El grueso de los evacuados en el resto de las localidades están en Ronda y también en municipios como Algatocín, Cortes de la Frontera o Benarrabá.

En Jubrique han sido 320 los desalojados, 300 del núcleo principal -este domingo- que se suman a los ya evacuados días atrás del Charco Azul (16) y La Monarda (4). En el caso de Genalguacil se ha desalojado a 250 personas del núcleo principal, 261 de Faraján, 263 de Alpandeire, 214 de Júzcar y 308 de Pujerra.

Todos los desalojos se han producido de forma anticipada y con las máximas medidas de seguridad, de acuerdo al Plan de Contingencia diseñado y, según la Junta de Andalucía, los alcaldes de estas seis poblaciones habían sido prealertados y han estado informados en todo momento del minuto a minuto del operativo.

En la noche de este domingo, el director del COR del Infoca, Juan Sánchez, ha asegurado que se trata del incendio "más complejo que hemos conocido los servicio de extinción de incendios forestales en los últimos tiempos". También ha lamentado que las predicciones meteorológicas "han fallado continuamente algo que para nosotros es clave: la velocidad y dirección del viento".

Sánchez ha admitido que estar junto al Estrecho provoca unas previsiones más complejas, por lo que la llegada del equipo de especialistas del FAST va a permitir "afinar más". En este sentido, si esas predicciones actuales se cumplen los trabajos durante esta noche se prevén más favorables aunque se cuenta "con un Plan B o C porque hasta ahora las previsiones lo que han hecho es jugarnos una mala pasada".

Ha reiterado que se trata de un incendio "muy complejo" y que "las operaciones se han llevado a cabo con total diligencia", lamentando de nuevo la muerte de un bombero del Infoca el pasado jueves: "Para mí es un tema imperdonable que tendremos que estudiar muy profundamente".

También se activaron durante el día los equipos FAST, especialistas de otras comunidades a los que se ha pedido equipos de radiosondeo y uno de especialistas en uso de maquinaria pesada, que en este incendio está muy limitada debido a la orografía escarpada del terreno. Todo para afinar lo máximo posible la intervención.

Este domingo, el número especialistas que han trabajado en el incendio ha superado los 745, de los cuales el Infoca tiene desplegados 400 que han continuado trabajando a destajo en primera línea por tierra y aire para combatir a un fuego que lleva cuatro días arrasando esta parte de la provincia de Málaga.