ERTE y tributos de autónomos desbordan a los gestores

G. ARCE
-

Los 40 que operan en la provincia se han visto obligados a trabajar desde sus domicilios y a operar ante una Administración sin plazos y que no atiende presencialmente al público

ERTE y tributos de autónomos desbordan a los gestores - Foto: Eugenio Gutiérrez

La intermediación entre las personas físicas y jurídicas y las Administraciones Públicas es hoy más compleja que nunca. Los 40 gestores administrativos que operan en Burgos y sus plantillas se las ven y se las desean desde hace dos semanas de estado de alarma con la tramitación de un aluvión histórico de ERTE, la gestión del pago trimestral de tributos de unos autónomos sin ingresos y, para colmo, con las ventanillas de las diferentes administraciones cerradas al público.
Hay más factores añadidos, detalla Elena Hervás, delegada en Burgos del Colegio Oficial de Gestores Administrativos, como el que la mayor parte de estos profesionales están teletrabajando desde sus domicilios o en oficinas cerradas al público como medida de seguridad sanitaria, lo que añade un plus de complejidad a todo su trabajo.
Tampoco ayuda las incertidumbres en torno a las medidas que está adoptando el Gobierno de España para intentar paliar los daños a una economía parada, De todas estas novedades informa puntualmente el Consejo General de Colegios de Gestores Administrativos, aunque no es nada fácil que estos profesionales asimilen tanta información y estén al tanto de todos los cambios. «Hoy es una cosa y al día siguiente el criterio de la Administración es otro... Vivimos una situación realmente excepcional en la que todos estamos en estado de shock».
«La mayoría de nuestros clientes son particulares o pequeñas empresas de hasta 20 trabajadores en plantilla. Todos se muestran muy preocupados», explica Hervás que reconoce que en muchas ocasiones asumen las funciones de psicólogo con los clientes. «Estamos viendo situaciones dramáticas porque no saben qué hacer con sus empleados».
Desde el pasado lunes 16 no  han dejado de tramitar ERTE de fuerza mayor o causas organizativas en hostelería, comercio e industria. Más del 90% de sus pymes clientes los han solicitado «Para muchos es una figura totalmente nueva. Todos los papeles nos los remiten por correo electrónico y nosotros a su vez, una vez preparados, lo trasladamos a la Administración, además hay que notificárselo a cada trabajador afectado».
A esta tarea hay que sumar la tramitación del pago trimestral de tributos por parte de los trabajadores autónomos, la cuota y los seguros sociales, una obligación que sigue vigente y que afecta a este colectivo en mitad de un parón absoluto de su actividad. «Utilizan el correo electrónico, el whatsapp, el teléfono o lo que puedan, tienen ante sí una gran papeleta».

[Más información en la edición impresa de Diario de Burgos de este lunes]