scorecardresearch

Telefónica y Aster prueban un piloto Smart City en Segovia

SPC
-

El proyecto contempla la sensorización luminaria, la digitalización de las reservas de espacios públicos o deportivos y el fomento del uso de transportes sostenibles

Telefónica y Aster prueban un piloto Smart City en Segovia - Foto: Ical

Telefónica España y Aster acordaron hoy llevar a cabo los estudios necesarios para desarrollar un piloto de Smart City en la urbanización segoviana de Los Ángeles de San Rafael. Entre las soluciones propuestas, se plantean la sensorización luminaria, para una mayor eficiencia energética, riego inteligente o control de residuos, fomentando una construcción más sostenible y accesible que repercuta en beneficios sociales y ambientales para los residentes acorde a la metodología Breeam, el certificado de construcción sostenible de referencia.  

También se barajan otro tipo de soluciones tecnológicas relacionadas con la digitalización de las reservas de espacios públicos o deportivos de la urbanización, que aporten seguridad en época COVID, así como las relacionadas con seguridad física de la propia urbanización y sus inmuebles.  

Se fomentará el uso de transportes sostenibles, coches y patinetes eléctricos de alquiler, dentro de las instalaciones y de todo lo necesario para avanzar en una experiencia de espacios urbanizados más accesibles y respetuosos con el medio ambiente que garanticen las mejores condiciones de salubridad, bienestar y usabilidad, así como la seguridad y ciberseguridad en edificios, instalaciones y servicios.  

Telefónica España aportará su conocimiento en materia de telecomunicaciones sostenibles y Smart Cities, a través de su Plataforma Smart, basada en estándares Fiware para la recopilación y análisis de la información agregada de los distintos sensores con tecnologías innovadoras como Internet de las Cosas y Big Data.  

El acuerdo fue firmado por la directora general de Telefónica España en el Territorio Centro, Beatriz Herranz, y por el consejero delegado de Aster, Óscar Gil, como recoge Ical.