La Junta reconoce que el pacto de Primaria no será este año

S. Gonzalez
-

De Santiago-Juárez defiende su compromiso a través de sus 3.662 consultorios locales, el 36% de todos los nacionales, y los mejores ratios en habitantes por médico de familia y por enfermera

Movilización en Burgos para una mejor atención en los centros de salud - Foto: Valdivielso

El vicepresidente y portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, reconoció que esta legislatura no dará tiempo a cerrar el pacto para mejorar la Atención Primaria que se negocia a través de un grupo de trabajo formado por profesionales, políticos y representantes sindicales que encabeza la propia Consejería de Sanidad.
«Todo apunta a que no dé tiempo, es un momento complicadísimo por las citas electorales, aunque ojalá sí», respondió el vicepresidente, quien insistió en que el principal problema al que se enfrenta la Atención Primaria es la falta de médicos y pediatras.
Aunque se trabaja desde el pasado mes de noviembre, el consenso sobre una estrategia que mejore durante los próximos 15 años la atención en los centros de salud y consultorios locales, en especial su situación en el medio rural, deberá esperar a la entrada del nuevo Gobierno autonómico.
No obstante, De Santiago-Juárez defendió el compromiso de la Junta con una Atención Primaria «bien dimensionada» que cuenta con 3.662 consultorios locales y que «mantiene sus ratios entre las mejores de todo el sistema de salud».
Con motivo del Día Internacional de la Atención Primaria, Sanidad afirma que «además de puerta de entrada, este nivel de atención resuelve la mayor parte de los problemas de salud». El portavoz destacó la «importante dotación de recursos profesionales y de infraestructuras disponibles en Castilla y León», que dispone de 3.662 consultorios locales, el 36 por ciento de los existentes en España. «La Comunidad tiene más consultorios que 13 autonomías juntas», indicó.
Asimismo, la Junta destaca que la dotación de médicos de familia y enfermeras comunitarias sitúa a Castilla y León como la primera en estos recursos con unos ratios líderes en el sistema nacional de salud: 926 habitantes por médico de familia -la media nacional es de 1.340- y 1.140 por enfermera.

Gasto sanitario. La Junta reseñó que esta misma semana se han publicado los datos estadísticos sobre gasto sanitario público en España durante 2017, de los que «se deducen algunas cuestiones relevantes» como que el gasto sanitario público en Castilla y León ascendió a 3.687 millones, un 2,4 por ciento más que en 2016. Además, el gasto sanitario sobre el PIB autonómico fue del 6,5 por ciento mientras que en España se quedó en el 5,4 por ciento. El esfuerzo relativo de la Comunidad es un 20 por ciento superior a la media nacional.
El gasto por habitante en Castilla y León fue de 1.514 euros (1.370 en España), lo que supone que en los últimos años se ha mantenido un diez por ciento por encima de la media nacional. La Comunidad es la que más ha incrementado su gasto por habitante en los últimos cuatro años, un 19%, según los datos aportados por la Junta.
Este mayor esfuerzo también se pone de manifiesto en la Atención Primaria, a la que se destinó un 15,5 por ciento en 2017, la tercer más alta solo por detrás de Castilla-La Mancha y Extremadura- que más porcentaje destina a estos servicios, que la media nacional se sitúa en el 14,2 por ciento.
La Junta constató que en la última década se ha mantenido el esfuerzo en Atención Primaria. Si en 2008 representó el 15% del total, en 2017 se mantiene;mientras la media nacional ha caído del 15,5 al 14,2 por ciento en esos años.


Las más vistas