El PSOE pide un 3% más de ingresos para facilitar el pago a los proveedores

C.M. / Burgos
-

Los concejales socialistas aseguran que así se evitaría tener que recurrir a un nuevo crédito como ocurrió con el I Plan Montoro

El plazo de presentación de alegaciones a las cuentas finaliza hoy y se aprobarán previsiblemente en marzo. - Foto: DB/Alberto Rodrigo

El grupo municipal del PSOE ha presentado ocho alegaciones al presupuesto del Ayuntamiento para 2013, que fue aprobado inicialmente el pasado 28 de diciembre con los únicos votos del PP.
Los socialistas reclaman que las cuentas se reelaboren para que contemplen un 3% más de ingresos que de gastos para pagar a los proveedores, al igual que han hecho otros ayuntamientos como el de León. La concejala Carmen Hernando aseguró que de no atenderse esta reclamación se estaría omitiendo el crédito necesario para poder pagar las deudas atrasadas a los proveedores en lugar de contratar un nuevo crédito. «El año pasado se recurrió al Plan Montoro para pagar a los proveedores y no se llegaron a sufragar todas las deudas, de modo que todavía debemos dinero. No podemos confiar en que alguien nos arregle el problema y debemos contemplar en el presupuesto más ingresos que gastos y paliar el agujero que tiene el Ayuntamiento».
Hernando también criticó las estimaciones de ingresos previstos en el presupuesto por los impuestos municipales y pidió que se realice un informe sobre los mismos. «Si la estimación es excesiva, se estarían incluyendo en el presupuesto gastos para los que no existiría crédito suficiente».
Además, el PSOE pedirá la anulación del canon de Aguas porque «burla» la ley y conllevará una «subida de tasas y una merma en la calidad del servicio» y también que no se prevea ningún ingreso por venta de patrimonio.
Otro bloque de reclamaciones esta vinculado al ámbito social. El PSOE acusa al PP de aprobar unos presupuestos «injustos e insolidarios y que buscan «desmantelar y privatizar los servicios sociales». La concejala Mar Ramírez recordó que de los 5,5 millones en los que se reduce el presupuesto de 2013 respecto al del año pasado, 5,3 son recortes que se aplican a la Gerencia de Servicios Sociales. En este sentido, lamentó la rebaja del 90% de la ayuda a cuidados del entorno familiar, el 17% de la ayuda a domicilio o el 25% de las prestaciones vinculada al servicio de centros de día.
Los socialistas también pedirán que se destine una partida de 3 millones de euros para la puesta en marcha de un plan de empleo que tenga en cuenta a los sectores más vulnerables como son los jóvenes y los parados de larga duración. La concejala Esther Peñalba sugirió que se fomente la contratación de desempleados para la conservación del cinturón verde.