Meritxel Batet: «Los candidatos parece que nos hemos convertido en tertulianos»

JAVIER M. FAYA (SPC)
-

La secretaria de Estudios y Programas del PSOE, y candidata número dos por Madrid, aplaude la actuación de Pedro Sánchez en su debate con Rajoy

Meritxel Batet: «Los candidatos parece que nos hemos convertido en tertulianos» - Foto: BORJA_PUIG DE LA BELLACASA UBP

Puntual como acostumbra y recién comida, Meritxell Batet, el brazo derecho de Pedro Sánchez en esta campaña electoral, confiesa que no ha sucumbido a la morcilla burgalesa, ni al lechazo, y se ha decantado por una merluza y una sopa castellana. De sonrisa fácil, exculpa a sus anfitriones:«Lo pedí yo». «Fuimos de menú», apostilla uno de sus acompañantes. Todo sea por la tan valorada austeridad.

¿Fue Pedro Sánchez en el pasado debate ruiz?

A ver (risas)... Pedro Sánchez le dijo a Rajoy lo mismo que muchos españoles le dirían, que ha sido un presidente que no ha tenido un comportamiento a la altura de las circunstancias, y eso se ha traducido en muchas cosas, especialmente una dolorosa para todos: un mensaje de teléfono a alguien que ya sabíamos que tenía cuentas en Suiza y que estaba en la cárcel. No era rumorología. A mí no se me ocurre un país europeo en el que un presidente que estuviera acosado por casos de corrupción en su partido, no hubiese dimitido. El problema es que daña al sistema democrático. Así se produce el distanciamiento de los ciudadanos, ha sido una constante. Se vio clarísimo en el CIS de febrero de 2013, que fue cuando se conoció el SMS a Bárcenas, se disparó la preocupación por la corrupción. 

Pues debe ser muy frágil la memoria del español medio, ya que el CIS de hace dos semanas ya ve usted cómo fue.

La gente no se olvida. Estamos en campaña y salen nuevos casos de corrupción, gente que, trabajando para el servicio público, lo ha hecho también para particulares.

Sí, pero ahí ve la última encuesta, y no salen bien parados. 

Hay una serie de cosas que a mí me parecen inapelables porque son datos limpios, que no pasan por ningún tipo de cocina. Lo primero, que casi el 70 por ciento de los ciudadanos no quiere a Rajoy de presidente. Lo segundo, el 41 por ciento no tenía decidido el voto. Y, entre ellos, son mayoría los que dudan sobre apoyar al PSOE o a otra formación. Es decir, que el Partido Socialista está en muchísimas de las combinatorias en las que se mueven los españoles. Dicho esto, los sociólogos aseguran que están muy perdidos. Es muy difícil acertar, y más con las fuerzas nuevas, ya que no hay recuerdo de voto, y eso es un elemento fundamental.   

Sobre lo que me ha comentado del 70 por ciento... Imagine que C’s pacta con el PP y exige, como hizo en La Rioja, que no sea presidente el número uno sino el dos... ¿Se imagina un Gobierno con Soraya Sáenz de Santamaría?

No me imagino a un Partido Popular dejando caer a Rajoy, ni él dimitiendo porque se lo pida Ciudadanos. No lo hizo cuando tenía que haberlo hecho.

¿Cómo calificaría de 0 a 10 el papel de Pedro Sánchez en sus tres debates? 

En el primero un 8, en el segundo un 9 y en el tercero un 10.

Seguro que usted (da clases dos meses al año) aprueba a todo el mundo...

Apruebo bastante (risas).

¿No le hubiese gustado más en la cafetería, tipo Jordi Évole? 

No, yo creo que un debate electoral debe darse en el formato que se dio ayer. Esto no puede ser una tertulia de café y hay que vivir el debate con la tensión que corresponde, que es donde el ciudadano puede ver si el futuro presidente del Gobierno tiene el aplomo, la solvencia y la profundidad necesarios. En todo caso, es complementario: se puede hacer la tertulia de café, pero después...

¿Y no habría sido más dinámico si hubiesen intervenido los periodistas como en el de a cuatro?

Yo creo que fue muy dinámico. Hablaron y se interrumpieron mucho, con total libertad, de muchísimos temas...

Pero su jefe fue muy agresivo, tanto que el moderador, Manuel Campo Vidal, no se atrevió a interrumpirle, y sí a Rajoy, perjudicándole. ¿No lo ve así?

No tuve esa percepción. De hecho, empezó el debate y le cortó.

Sí, pero fue en el preámbulo y porque se fue por peteneras.

Me pareció bastante equilibrado. Muy respetuoso y les dejó bastante campo libre. Rajoy interrumpió mucho más a Pedro, no le dejaba hablar. Luego llegó la subida de decibelios y ahí los dos se interrumpieron constantemente.

En sus tres comparecencias, y según diferentes expertos, Sánchez dio imagen de prepotencia. Sonreía cuando le atacaban, hablaba bajo o interrumpía directamente. Y eso no le favorecía.

No soy experta en oratoria. No lo he visto tres o cuatro veces como para hacer un análisis. Parece que los candidatos nos hemos convertido en tertulianos y analistas de sondeos.

Algunas voces autorizadas compararon la actitud de Sánchez con la de Segolene Royal en el debate que la midió en 2007 con Nicolas Sarkozy. Se la veía como atacada, pasada de revoluciones y luego lo pagó en las urnas. 

Yo no vi a Pedro Sánchez agresivo, lo vi contundente. Estuvo muy incisivo en uno de los grandes temas, el que este Gobierno ha sido muy connivente con la corrupción.

También el PSOE con los ERE. Aquí todo el mundo va servido.

Comparar cosas incomparables no tiene ningún sentido, sobre todo, si tú has hecho una cosa y el otro cien...  

Pero hablamos de dos expresidentes de la Junta de Andalucía y del PSOE.

Quien sacó a la luz esta trama fue el Partido Socialista, la Junta.  Ylos dos expresidentes son eso, expresidentes. Yesta reacción fue radicalmente distinta a la que vemos en el presidente del Gobierno.

Fue triste que cuando tocaba hablar de Cataluña, Sánchez siguiera erre que erre con la corrupción.

¿Tienen tan pocas ideas al respecto que no le quedaba otra que perder tiempo?

Todo lo contrario. Somos el partido que más claras tiene las ideas con Cataluña. Es un problema de España, no de Cataluña. Dimos una solución política.

Sí, pero su Estado federal parece la purga de Benito. ¿Qué le diría al frente rupturista?Ellos solo quieren independizarse.

Hace cuatro años, el independentismo en Cataluña representaba el 15-20 por ciento, hoy el 47. Ellos solo te dicen que no quieren seguir en esta España, no en cualquier España. Hay que renovar el pacto de convivencia, mejorar el proyecto, ilusionar a la gente joven... y no solo de Cataluña.

Para hacerlo más atractivo igual Mas debe estar fuera.

Debe primar el respeto mutuo y a la ley, y voluntad de acuerdo.

Vamos, que Mas no lo cumple. 

Tampoco Rajoy dialoga.

Imagine que fuese su hija (menor) la que se quiere irse de casa, pone un pestillo, se abre una puerta hacia afuera...

Lo hablaría con ella.

¿Ysi dice que no?No le veo solución. Es blanco o negro, no gris.

Los políticos las buscamos. Hay tiempo para la política. 

Igual la mejor solución es que haya elecciones anticipadas.

Creo que es inevitable. Habrá elecciones más pronto que tarde.

Parece que la CUP investirá a Mas tras mucha pantomima.

¿Y qué pasaría al día siguiente? Mi pregunta es:¿en qué políticas se van a poner de acuerdo?, ¿qué decisiones se van a tomar? No va a ser una mayoría estable.

¿Un Estado federal haría más pobres a las regiones deprimidas?

En absoluto. Tendrían mecanismos de cooperación. Una de las grandes debilidades de España es que la institución que tendría que servir de órgano cooperativo entre las comunidades, el Senado, no existe como tal. No es una Cámara de representación territorial. Un Estado federal busca la unidad y la colaboración, con una fuerte descentralización. Este sistema es el ideal para España. Alemania, Canadá, Austria o EEUU funcionan muy bien y tienen grandes desarrollos económicos y sociales.

¿Es normal los desprecios de Susana Díaz a Sánchez?

Hay una sintonía perfecta.

Abogan por las primarias y a Tomás Gómez lo fulminaron.

Somos el único partido que ha practicado de verdad el sistema de primarias. Eso sí, hay excepciones, pues como partido político, nuestra prioridad es ganar elecciones, respetando procesos. Era una oportunidad que se tenía con Ángel Gabilondo, y se podría estar gobernando si Ciudadanos no le hubiese dado la Presidencia al PP.

Usted está convencida de que C’s apoyará a Rajoy...

Yo me remito a nuestro estudio de campo. En todas las comunidades donde ha podido elegir, lo ha hecho por el Partido Popular.

Salvo en Andalucía.

No podía elegir.

Pero también podía haberle negado la llave a Susana Díaz.

Era eso o elecciones. Pero en Castilla y León, Murcia, La Rioja y Madrid eligió al PP. 

Apostó por Eduardo Madina en las primarias del PSOEdel verano de 2014 y perdió. Pero Sánchez la llamó. ¿Se lo esperaba?

No. Tenemos buena relación, pero no me lo esperaba.

Hace justo una semana, Madina abogó por excarcelar a Otegi. ¿Y usted?, ¿lo haría?

Tiene mérito que siendo una víctima directa de ETA diga eso. Eso lo escucho, lo respeto y lo admiro. Eso es de gran generosidad. 

Pero no me contesta a la pregunta. ¿Lo pondría en libertad?

Sobre procesos judiciales abiertos no hago valoraciones políticas.