Nueve millones en remanentes para ayudas e inversiones

J.M.
-

El equipo de Gobierno de Burgos apunta que priorizará las ayudas pero defiende la necesidad de seguir acometiendo inversiones para «dinamizar» la economía y mantener el empleo

La intención del equipo de Gobierno es la de aprobar las cuentas de este año tan pronto como la situación se normalice. - Foto: Alberto Rodrigo

La liquidación del ejercicio 2019 en el Ayuntamiento permite saber ya que el Ejecutivo socialista y Cs, su socio para aprobar el Presupuesto, dispondrán de 9 millones de euros adicionales a las cuentas de 2020, procedentes de los remanentes de tesorería, para afrontar todas aquellas actuaciones que consideren prioritarias. Desde la ejecución de nuevas inversiones, destino que tradicionalmente se venía dando a estos recursos, hasta la disposición de fondos para afrontar los gastos extra que se puedan derivar de la crisis sanitaria del coronavirus.
Esos son los números que se manejan ya en la Concejalía de Hacienda, tras conocerse que al Ayuntamiento de Burgos, por explicarlo de forma sencilla, cuenta con 48 millones de euros en remanentes. Cantidad que proviene de diversas partidas presupuestarias que no se han ejecutado (la mayoría del capítulo de personal), de derechos reconocidos... y cuyo destino se resume de la siguiente manera: los 31,3 millones del superávit del ejercicio pasado irán a parar a la amortización de deuda y de los otros 17, un total de 8 millones servirán para abonar obligaciones que ya están comprometidas (facturas, certificaciones de obra...) y los otros 9 podrán ser utilizados por el Ayuntamiento para lo que estime oportuno.
En los planes del Ejecutivo municipal y de Cs está el de convocar un Pleno extraordinario para, tan pronto como deje de estar vigente el estado de alarma, poder aprobar el Presupuesto. Pero junto a eso, la idea es ponerse a trabajar desde ya en una modificación presupuestaria en la que se puedan incluir otros gastos que no estaban contemplados en las cuentas pactadas para 2020 pero que ahora se antojan prioritarios.
Sería el caso, por ejemplo, de los  dos millones de euros que se quieren destinar a ayudas para el alquiler. En concreto, un millón para familias que, por la merma de sus ingresos, demuestren estar en una situación de emergencia social y otro millón para pequeños negocios que se han visto obligados a cerrar y que sin un empujón tendrían complicada su supervivencia.
Si bien ya se está trabajando en el borrador de las bases de estas ayudas y por su carácter urgente podría disponerse del dinero de manera inmediata con la firma de un decreto del alcalde, en el número 1 de la Plaza Mayor están ansiosos por conocer los pasos que dan otras administraciones. Más que nada, porque al parecer el Ejecutivo de Pedro Sánchez podría estaría buscando la fórmula para poder suspender durante dos meses el pago de los alquileres para aquellos que peor lo estén pasando.
Para el equipo de Gobierno municipal es importante saber qué es lo que hacen otros ya que si algunas ayudas quedan cubiertas por otra administración, el Ayuntamiento podría explorar otras fórmulas.
Habrá que ver también si el Gobierno afloja en este momento el corsé a los ayuntamientos para que puedan disponer de parte del superávit que se debía de destinar a la amortización de deuda para sufragar algunas ayudas. En ese caso, el dinero de los remanentes, o una parte de él, podría seguir dedicándose a inversiones.
El alcalde, Daniel de la Rosa, ya afirmó hace unos días que algunas inversiones previstas para este 2020 se suprimirán y el concejal de Hacienda, David Jurado, se pronuncia en la misma línea pero introduce algún matiz de lo que piensa el Ejecutivo. Lo primero son las ayudas que se puedan conceder, pero también es importante que el Ayuntamiento trate de «mirar a varios meses vista» y «dinamice la economía» con inversiones que darán trabajo a las empresas y que servirán para conservar o crear empleos.
Jurado defiende que los propios remanentes de tesorería son en sí un fondo de contingencia para esta crisis y de ahí que vea innecesario crear el que está reclamando ahora el PP.