El balón por la guitarra

CARMELO PALACIOS
-

Vítor Benite, escolta del San Pablo, aprovecha el tiempo en cuarentena para disfrutar de la música, leer libros y aprender italiano. Tampoco faltan en su rutina ejercicios para mantenerse en forma

Vítor Benite rompe el silencio con su guitarra. Country roads, take me home, where the place I belong, canta el jugador del San Pablo desde el sofá de su casa para decenas de miles de personas que ven su vídeo a través de las redes sociales. Una letra mítica de la música country que habla de volver al lugar al que uno pertenece. Son tiempos difíciles y a él le hubiera gustado estar cerca de los suyos. No lo niega. Se llegó a plantear volver a Brasil hasta que se reanudasen las competiciones, pero finalmente decidió quedarse en Burgos y sobrellevar la cuarentena de la mejor manera posible. La música, los libros, las interminables charlas con familia y amigos, y el desafío de mantenerse en forma le hacen la espera más llevadera. 

La vida de Benite ha cambiado de forma radical de la noche a la mañana. Antes lo raro era estar tres días seguidos en casa y ahora pasa allí las horas muertas. "Estoy haciendo un poco de todo. Veo la tele, toco la guitarra, leo bastante y trato de estudiar italiano. Además, hablo mucho con los amigos -horas con Ferran y Fitipaldo- y la familia", cuenta.

Su hermano está en Barcelona y vive una situación similar, pero el resto de su gente está en Brasil: "Está claro que esto lo llevaría mejor con mi familia que solo, por eso me planteé marcharme hasta que se reanudase todo. No lo hice porque luego igual tenía problemas para volver a España. En Brasil también están preocupados. Allí el virus está empezando a expandirse. No hay muchos casos todavía, pero ya hemos visto lo que ha pasado en todos los países. Se están cancelando eventos y la gente se está empezando a concienciar. Esto no son unas vacaciones. Hay que cuidarse".

El balón por la guitarraEl balón por la guitarra

El futuro cercano. Pese a que se está tomando en serio las recomendaciones del preparador físico, Benite asegura que va a ser muy difícil mantener la forma como el aislamiento se alargue. "Hago los ejercicios que nos ha mandado el ‘prepa’ por la mañana porque me da más energía. Yo me siento bien y me cuido con las comidas, aunque en la cocina no soy un virtuoso", reconoce entre risas. "Realizamos ejercicios básicos y el físico se pierde si estás tres semanas así. Esperemos que pase lo más rápido posible", añade.

En ese sentido, es "optimista" y confía en que se reinicien las competiciones en algún momento, aunque es consciente de que será un reto afrontar tantos partidos sin estar al 100%: "Antes de mayo no creo que juguemos, pero pensamos que se va a volver en algún momento. Se tendrán que poner de acuerdo los clubes de ACB y empezar a entrenar unos días antes; todos lo mismo para que sea justo. Habrá que esperar a ver qué dice el Gobierno. En cuanto a la Champions, una final a ocho como la Copa del Rey en junio sería lo más factible porque la cosa evoluciona en cada país de manera distinta y los play offs se complicarían mucho".  

De momento, el escolta del San Pablo se encuentra bien y no se arrepiente de haber viajado a Italia hace tan solo 15 días: "Nosotros nos fiamos de las autoridades sanitarias italianas. Nos dijeron que no había ningún problema y por eso fuimos".

Benite no tiene miedo al coronavirus y cree que el pánico no sirve sino para empeorar el panorama, pero sí hace un llamamiento a la responsabilidad: "Toca quedarse en casa porque es peligroso pasárselo a otras personas. También hay que evitar reenviar todos los bulos que llegan al WhatsApp porque no ayudan".