La red de senderos de La Picota será una realidad en 2020

Ó.C
-

La iniciativa unirá el cerro de la ciudad con el monte de Sagrados Corazones, y la Fundación Coral asumirá la inversión, cifrada en 150.000 euros. El Ayuntamiento realizará este año los trabajos previos

La red de senderos de La Picota será una realidad en 2020

La Fundación Galletas Coral mantiene su intención de potenciar La Picota, como un punto de esparcimiento para los vecinos. En una primera fase ya se adecentó el paraje con la plantación de 3.500 arboles y la adecuación de toda la zona. En total ya se han gastado desde la entidad sin ánimo de lucro 350.000 euros y en 2020 se volverá a hacer otra actuación, puesto que se trabaja en la creación de una red de senderos entre los que se incluirá la conexión con el vecino monte de Sagrados Corazones. A estas alturas, la cifra que se invertirá no se conoce puesto que dependerá del proyecto definitivo, aunque en el momento en el que se anunció la medida se hizo una estimación de 150.000 euros.

A pesar de que la actuación contará con el impulso de la Fundación Coral, las primeras medidas que se acometerán correrán a cargo del Ayuntamiento. Así lo explica el responsable José Luis Solana y lo confirma el concejal de Medioambiente, Unai Letona, que antes de que finalice el año se procederá a la limpieza y desbroce de varios puntos, para que se puedan dar pasos al frente en este proyecto que se considera de gran potencial para Miranda.

"Una vez que se hagan estos trabajos por parte del Ayuntamiento a continuación, nosotros completaremos el proyecto que tenemos pensado y realizaremos las sendas", explica José Luis Solana, que remarca que las tareas "se realizarían a primeros de año en cuanto haga un tiempo decente" para que pueda estar en uso "en primavera o verano", avanza.

En cualquier caso, la actuación sigue la línea marcada por los 350.000 euros ya invertidos, con la intención de mejorar el estado del paraje y crear una red de senderos que salgan de La Picota. La idea es que se pueda conectar el Cima y el Castillo con los elementos que se han ido recuperando por parte de la Fundación, como ha sucedido con el mirador o se hará ahora con el monte, conocido popularmente como Monte Los Frailes.

Solana repara en que una vez mejorado el aspecto de La Picota el gran objetivo es potenciar el monte que se sitúa en la parte trasera del colegio Sagrados Corazones. De hecho, por parte de la Fundación ya se han puesto en contacto con los responsables del centro para poder incluir en la red "todas las zonas que hay dentro para que se puedan visitar de alguna manera", afirma Solana.

En todas estas medidas se trabajará hasta que sea una realidad esta inversión, aunque Solana ya piensa en otras ampliaciones con las que hacer más amplias las rutas. "El movimiento se demuestra andando y después aspiramos a bajar del monte de Sagrados Corazones a la Policía Local", relata Solana, que está decidido a desarrollar, como se ha hecho en La Picota, todo el potencial que tiene esta zona de la ciudad "con el objetivo de crear una red de senderismo apetecible".

Este reto es el objetivo dentro de un plan de acción en el que con el dinero invertido se han plantado los 3.500 árboles de diferentes especies, se ha restaurado el emblemático Rollo y se ha eliminado el gallinero abandonado que estaba en la ladera de entrada por Callejonda. Otras de las acciones más visuales fue la colocación de un mirador que ha mejorado el aspecto de este querido punto de la ciudad.Vista general del monte de Sagrados Corazones desde el Castillo. Dos puntos que se unirán con esta iniciativa