Los muertos en carretera en julio y agosto caen a la mitad

I.E.
-

Los accidentes de tráfico se han cobrado 4 fallecidos en los peores meses desde el punto de vista de la seguridad vial. En la última década, 2015 presentó mejores cifras, con 3 víctimas

Los muertos en carretera en julio y agosto caen a la mitad - Foto: Jesús J. Matías

El año 2019 va camino -si la fatalidad no lo impide- de marcar un récord positivo en cuanto a fallecidos en accidente de tráfico. Si la cifra de muertos en carretera ya fue baja en los primeros seis meses -con solo 3 en la provincia- durante el periodo de más riesgo -julio y agosto- la estadística también ha sido benigna, pues ha habido que lamentar la mitad de víctimas mortales que en el ejercicio pasado, cuatro frente a ocho. Evidentemente, y como siempre comenta el jefe provincial de Tráfico, Raúl Galán, «el único objetivo ha de ser llegar a cero», pero  los números son muy positivos en comparación con otros ejercicios. No es el mejor verano, eso es verdad, porque en 2015 solo tres personas perdieron la vida en las vías de la provincia burgalesa.   
Con estas cifras, en este 2019 podría batirse el récord  histórico -desde que se tienen estadísticas- de 16 fallecidos en carretera que marcó el ejercicio 2016. Y es que en estos ocho primeros meses del año el número de víctimas mortales se sitúa en siete. Hay que recordar que en los 80 y 90 del pasado siglo hubo años de más de 150 muertos y que a principios de este decenio hubo ejercicios en los que se dejaron la vida en el asfalto más de un centenar de personas.
Todos los fallecidos de este verano se contabilizaron en julio. De los cuatro dos fueron motoristas. Así, el día 20 un piloto vizcaíno de 45 años moría en un tramo de curvas de la BU-550, en San Pantaleón de Losa. Perdió el control de su moto, cayó sobre la vía y, tras deslizarse varios metros por el asfalto, impactó contra una furgoneta. Murió en el acto.

[más información en la edición impresa]