Destacan el recinto de acceso de visitantes a la Catedral

ICAL
-

El nuevo diseño del arquitecto burgalés afincado en Madrid Mauro Gil-Fournier, inaugurado el pasado mes de diciembre, ha sido seleccionado entre casi 600 obras presentadas a los Premios FAD de Arquitectura e Interiorismo

Este espacio de 250 metros cuadrados fue inaugurado el pasado mes de diciembre. - Foto: Alberto Rodrigo

El espacio de acogida de peregrinos de la Catedral de Burgos, del arquitecto burgalés afincado en Madrid Mauro Gil-Fournier, ha sido seleccionado en los Premios FAD de Arquitectura e Interiorismo entre casi 600 obras presentadas. Se trata de los galardones más importantes en el panorama de diseño español, cuyos finalistas y seleccionados se presentaron ayer.

En esta edición, según informaron hoy fuentes de la archidiócesis de Burgos, cerraron esta convocatoria con 597 obras presentadas, entre los que se encuentra el espacio de acogida a los peregrinos y tienda de recuerdos de la Catedral de Burgos, inaugurado en el pasado mes de diciembre de 2019.

El proyecto se diseñó desde una nueva forma de entender el espacio al servicio de la acogida que hace de esta tienda una extensión contemporánea de la Catedral, donde el visitante y el ciudadano de Burgos pueden acceder a la compra de un recuerdo del monumento, Patrimonio de la Humanidad.

Mauro Gil-Fournier y el equipo de Estudiosic realizaron un diseño que parte de los elementos materiales tradicionales de la Catedral para conformar un espacio acogedor y de confort para todas las personas visitantes y trabajadores. Para ello se establecieron tres criterios principales: Recuperación espacial y cuidado del espacio abovedado de la sala de San Fernando; diseño con materiales, geometrías y texturas tradicionales típicas de la Catedral (piedra, madera, geometría en los arcos, color de vidrieras, etcétera) y la inclusión de tecnologías de la sostenibilidad para el confort climático interior, potenciando la iluminación natural y mejorando con led la artificial, y con un trabajo artesanal en la producción de su arquitectura.

El Premio FAD valora en categoría de interiorismo “una tendencia de intervenciones que exprimen las potencialidades de los lugares hasta más allá los límites convencionales establecidos, generando aportaciones y enmiendas relevantes a los modos de vivir y de ocupar los espacios”. El jurado de los Premios FAD 2020 estuvo formado por Anna Ramos (presidenta), Atxu Amann, Cristina Bestratén, Tomás López Amat, David Morros y Marc Aureli Santos (vocales), quienes deliberaron las candidaturas los días 21 y 22 de febrero en la sede del FAD, el Disseny Hub de Barcelona.