Los alumnos con beca de comedor no reciben aún los 150 euros

C.M.
-

Dificultades administrativas han impedido al Ayuntamiento enviar a los domicilios las tarjetas monedero. La Junta no ha enviado el dinero aunque la administración local lo adelanta

Esta misma semana se procederá al envío de la cartas en la que se incluye la tarjeta monedero recargada con el dinero. - Foto: Valdivielso

Las escuelas infantiles municipales y los colegios cerraron sus puertas el 13 de marzo como consecuencia del coronavirus y también sus comedores, lo que dejó a muchos escolares sin este servicio. Se decidió compensar a las familias que disfrutaban de una beca al cien por cien con una tarjeta monedero cargada con 150 euros pero todavía no la han recibido. 

Muchas de ellas han mostrado su preocupación, dado que se trata de familias vulnerables o con bajos ingresos que durante este tiempo han tenido que hacer frente a la alimentación de sus hijos. La concejala de Servicios Sociales, Sonia Rodríguez, achaca el retraso a las dificultades administrativas, al tratarse de un proceso muy complejo, que además es la primera vez que se lleva a cabo en el Ayuntamiento.

Y es que la Junta de Castilla y León anunció que transferiría 99.000 euros para este cometido al Ayuntamiento y garantizar así que 623 escolares de infantil y primaria y de las escuelas infantiles municipales tuvieran alimentos durante el tiempo que los centros están cerrados. Facilitó a la Gerencia de Servicios Sociales municipal el listado de los becados en los centros educativos, dado que la administración local no lo tenía y se ha estado llamando a las familias para comprobar el domicilio.

Esta misma semana se procederá al envío de la cartas en la que se incluye la tarjeta monedero recargada con el dinero. También ha sido necesario llegar a un acuerdo con una entidad bancaria para la emisión. «Esperamos que se pueda hacer el envío esta semana», señaló la concejala.

La Junta tampoco nos ha ingresado todavía la cantidad fijada aunque ello no es un condicionante, dado que la administración local lo adelantará.

Por otro lado, la Gerencia de Servicios Sociales también contactará esta semana con las familias que tienen a sus hijos matriculados en las escuelas infantiles municipales para conocer si estarían interesadas en volver si estos centros abren sus puertas cuando se entre en la fase dos de la desescalada. El Ayuntamiento quiere reabrirlos para facilitar la conciliación. También ha solicitado a la UTE que las gestiona que elabore un protocolo de protección para los menores.